Opinion

“NADA HAY FIJO EN ESTA VIDA FUGAZ. ¡NI DOLOR INFINITO, NI ALEGRÍA ETERNA!”

Ya esta semana después de ferias comienza a retornar la normalidad a nuestro departamento y por consiguiente al país. En los inicios de este año comenzamos con el horror de una guerra sangrienta, otra, entre los elenos y los farianos en la frontera con Venezuela, Arauca, y todo se debe al parecer por guerra de carteles en donde está involucrado el petróleo y esto de contera afecta a toda la sociedad civil de ese departamento. Todavía tenemos en la memoria cuando los elenos estaban a punto de desaparecer y una compañía petrolera, la Occidental les dio a ellos algo así como 5 millones de dólares para que no les volaran el oleoducto Caño Limón Coveñas y con este acto los doctoraron como voladores de oleoductos.

En nuestra vida toda palabra o hecho tiene sus consecuencias. Y esta parte del dicho le ha tocado bailarlo al señor Presidente Duque quien como senador acusó muchas veces al presidente Santos de derrochón, de hacer reformas tributarias sin necesitarlas, de ofrecer en sus vallas más empleo y menos impuestos y todo esto, la gran mayoría de las veces el pueblo se las ha recordado.

Traigo a colación lo anterior porque circula un libro de la excanciller María Angela Holguín en donde narra sus peripecias como canciller en un gobierno de Álvaro Uribe y nos cuenta de las cosas que le tocó vivir para recomponer las relaciones exteriores de nosotros con sus vecinos, todos amigos Chavistas y subsidiados por el petróleo venezolano; Correa en Ecuador, Cristina y Néstor en Argentina, Evo Morales en Bolivia y de Ortega en Nicaragua. Recordemos de nuestro presidente, cuando muy iniciado su período presidencial y peleando de frente con el señor Maduro nos dijo que a la dictadura le quedaban muy poquitas horas de vida; ya llevamos 3 años y todos los días el señor Maduro sigue tan campante y más firme en su puesto. Ligereza la de nuestro presidente, falta de tacto político o mejor falto de experiencia administrativa para saber lo que se jugaba con su declaración ?

No podemos perder de vista que así muchas determinaciones que toma el presidente Duque no sean del agrado de muchos de nosotros, cuando el entregue el gobierno tendrá unos 46 años, demasiado joven para empezar a hacer jefe de alguna colectividad política que le dé por fundar. A manera de simple recordatorio le queremos contar al presidente Duque el ejemplo y la vida tan austera políticamente hablando del señor Ex presidente Belisario Betancur. Nunca interfirió con sus ganas y declaraciones en contra de los gobiernos, se alejó completamente de la política y para su satisfacción personal se dedicó al arte y a las letras que eran sus pasiones.

Estamos a escasos dos meses de elecciones parlamentarias y que frialdad se nota en el ambiente. Ningún aspirante dice nada de sus proyectos, nadie invita a una manifestación popular y sólo propician reuniones con sus amigos.

Necesitamos saber por quién vamos a votar y que es lo que están proponiendo. El tiempo apremia.

* Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

Lo más visto


Subir