Opinion

TERRORISMO PSICOLÓGICO

Por: Homero.

Desde hace ya varios años, cada que se acerca un debate electoral, algunos actores políticos empiezan a especular sobre presencia de grupos armados al margen de la Ley en algunos municipios del departamento, especialmente en el oriente de Caldas.

Estos dirigentes políticos utilizan lo que se llama el terrorismo psicológico para intimidar de forma sutil al electorado y llevarlos a la convicción que, para preservar la tranquilidad de la región, se debe votar por determinados candidatos.

En otros términos, convierten el terrorismo psicológico en arma electoral para ganar elecciones y elegir candidatos. Fue así como la seguridad democrática de Uribe se convirtió en herramienta política para conseguir fines electorales, la que siguen utilizando algunos de sus seguidores.

El daño que estas personas le causan a las regiones puede ser igual al de los grupos armados al margen de la Ley porque generan pánico en la población, espantan el turismo y la inversión, y generan desplazamientos.

Dos incidentes presentados en los municipios de Pensilvania y Manzanares son clara muestra de ello. Afortunadamente la reacción oportuna de las autoridades de Policía y Ejército Nacional, permitieron dar a las comunidades partes de tranquilidad después de verificar en el terreno que estas regiones están libres de presencia de subversivos y los comentarios eran infundados.

Es lamentable la utilización de estas artimañas para conseguir votos y denotan debilidad de los dirigentes políticos que utilizan esta práctica, para ganar adeptos.

Lo más visto


Subir