Opinion

PALOS DE CIEGO

EDITORIAL

Que se recuerde en la historia política del departamento de Caldas, el Partido Conservador jamás había dado tantos palos de ciego como los de la presente campaña electoral.

Dicen por ahí que lo que mal empieza mal acaba. Y así es, El Directorio Departamental Conservador Provisional de Caldas fue constituido inicialmente obedeciendo los caprichos de dos o tres dirigentes dejando por fuera el resto de las tendencias y desconociendo las nuevas realidades políticas. Por ello fue revocado y conformado nuevamente, esta vez, desde la Dirección Nacional Conservadora, quien lo hizo violando claramente los Estatutos e interpretándolos a su acomodo. Fue tanta la improvisación que existen dos resoluciones constitutivas con el mismo número, en una aparecen 17 integrantes y en otra 18, lo que hasta la fecha no se ha aclarado.

El sainete por la candidatura conservadora a la gobernación ocupó el primer lugar como la mejor comedida política del año. Pusieron a botar corriente a tres precandidatos cuando todo estaba cuadrado para uno de ellos. Luego, el ungido, Ángelo o Ányelo, sin pedir autorización al Directorio Nacional Conservador, contrató una encuesta con un precandidato de otro grupo para que de los dos quedara uno, el ganador. El godo perdió y acto seguido desconoció los resultados y se inscribió como candidato a la gobernación.

Como si esto fuera poco, el Presidente del Directorio Departamental Conservador Provisional de Caldas, el representante a la cámara, Félix Alejandro Chica Correa, solicitó, y le fue aprobada, objeción de conciencia para no acompañar a los candidatos a las alcaldías de La Dorada y Salamina por este partido. Eso qué es?. Es como si un padre se avergonzara de alguno de sus hijos y lo negara. Entonces si son tan malos candidatos por qué los avalaron ?, o cuál fue el criterio empleado para otorgar avales ?.

Todos estos actos de traición e incoherencia de Chica y Ángelo o Ányelo son típicos en ellos. Ya lo hicieron en esta campaña con su jefe político, quien los hizo y crío, el ex senador Luis Emilio Sierra. Él fue a quien primero traicionaron cuando decidieron entregarse en los brazos del yepismo, su tradicional contendor electoral. Luego traicionaron a Guido Echeverri, el gobernador, quien les brindó apoyo, al irse en contra de sus deseos. Traicionaron a Luis Carlos Velásquez quien confió en ellos para llegar a un acuerdo y prefirieron irse solos. Seguramente ahora traicionarán a Jorge Hernán Yepes porque no trabajarán por él para la alcaldía de Manizales.

Félix y Ángelo o Ányelo olvidan que el mayor patrimonio del ser humano es la palabra. Con estos antecedentes, quién puede confiar en ellos o en sus candidatos ?

El ejercicio electoral de la política es un acto de confianza en la que el ciudadano vota por un candidato o una agrupación depositando en él o ella su confianza. Surge la pregunta, Féliz Chica y Ángelo o Ányelo Quintero la brindan, la generan ?

Los ciudadanos claman por la recuperación moral de la política y es deber de la dirigencia trabajar en este propósito y empezar por la autorregulación en sus actuaciones. Negro nubarrones le esperan al otrora glorioso Partido Conservador con esta dirigencia.

Pensilvania, julio 28 de 2019.

Lo más visto


Subir