Opinion

Los políticos crecen de las cenizas de otros Políticos

Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

08 junio 2019

El total de los votos depositados en Colombia, no surgen por generación espontánea, ni crecen exponencialmente. Siempre son los mismos quienes tienen la costumbre de votar por interés propio; cuando se espera un puesto o un favor para sí, interés general; cuando el beneficio de se busca trasciende de la esfera personal, o particular; cuando por quien se vota es abanderado de un tema que cautiva al elector, por ejemplo, la paz o la venganza.

La abstención electoral en Colombia oscila entre el 42% y 46%, es decir un poco más del 50% en promedio de las personas en Colombia son quienes suelen votar y son estos mismos quienes según la variación de sus emociones, temperamentos o conocimientos, se trasladan de un espectro político a otro. Algunos pocos se mantienen con el tiempo dentro del mismo espectro. A estos leales militantes se les conoce como el voto duro, a su vez son la menor población dentro del total de los votos activos.

Dicho lo anterior se entiende el porqué de la frase “En Política no hay muertos”, y es que una vez se ha estado adentro, se conoce el detalle de este oficio, y lo encantador de administrar el poder. Lograr nuevamente cautivar al elector no resulta tan difícil, más aun, ante el inevitable fracaso de quien fuera su sucesor, surgen las odiosas comparaciones, “el pasado siempre fue mejor”. Y allí es nuevamente llamado quién alguna vez le sirvió, a aquel que ahora no logró satisfacer sus intereses.

No en vano, la renovación de los partidos siempre llega con un experimentado hombre o mujer a la cabeza.

Fracasar en política es relativamente fácil, con tan poco para repartir y ante las inmensas necesidades y expectativas, además de la corrupta competencia, perder en política es una condición casi natural del oficio, como quien para enfermarse solo requiere estar sano.

Los políticos siempre compiten por los mismos votos, ante el menor error o la muestra más básica de debilidad, llegará quien se aproveche de esta circunstancia. En muy pocas ocasiones y muy pocas veces surge algún candidato que es capaz de llamar la atención del voto abstencionista y es allí cuando surgen increíbles liderazgos que pasan a la historia por sus destellantes triunfos y/o sus inmensos abusos. Lo cierto es que no pasan inadvertidos en los anales de la historia.

Aves Fénix o buitres electorales, como se les quiera calificar, de las derrotas de sus competidores, de las traiciones a sus gestores o del simple aprovechamiento de las circunstancias, los políticos avezados aprovechan las cenizas electorales.

Son por estos días donde con afanosa necesidad se buscan cenizas, inclusive donde no las hay, o simplemente se provocan incendiando criminalmente a quien no corresponde.

Lo más visto


Subir