INTERNACIONALES

ÚLTIMAS NOTICIAS INTERNACIONALES

02 agosto 2018

ESTADOS UNIDOS

Trump redobla la presión a China al proponer una fuerte subida de aranceles.

El presidente pide aumentar del 10% al 25% el gravamen a importaciones a EE UU de bienes chinos por valor de 200.000 millones de dólares.

Donald Trump este miércoles en Washington. EFE / VÍDEO: REUTERS-QUALITY

EL PAÍS. Estados Unidos pasa al ataque en su guerra comercial con China. El presidente Donald Trump propuso este miércoles a la Oficina del Representante de Comercio Exterior aumentar del 10% al 25% el tipo arancelario a importaciones a EE UU de bienes chinos por valor de 200.000 millones de dólares. La decisión todavía no es firme y estará en estudio hasta septiembre. Pero la propuesta de más que duplicar la tasa impositiva del 10%, anunciada haces tres semanas, manda un rotundo mensaje de Trump a Pekín de que está dispuesto a casi todo en su cruzada por revertir el déficit comercial con el gigante asiático.

La ofensiva de la Administración republicana contra China, que llega en un momento de distanciamiento diplomático con Pekín, dispara la tensión arancelaria entre las dos mayores economías del mundo, y se une a las otras guerras comerciales lanzadas por Trump contra Europa, México y Canadá. El anuncio llega solo una semana después de que el republicano congelara la disputa con la Unión Europea: Washington decidió no imponer nuevos aranceles a Bruselas, que tampoco contraatacará, pero se mantienen los impuestos estadounidenses al acero y aluminio, y la represalia europea.

“No se ha tomado una decisión final”, explicó un alto cargo del Gobierno en una conferencia telefónica con periodistas. Insistió en que el objetivo es forzar a China a “cambiar su comportamiento” comercial, criticó que Pekín se ha limitado a responder a los castigos y dijo que Washington sigue abierto a negociaciones.

 

VATICANO

El Papa cambia el Catecismo para declarar “inadmisible” la pena de muerte

El Vaticano considera que este castigo “atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona”.

El papa Francisco, durante la audiencia general, este 1 de agosto. MAURIZIO BRAMBATTI EFE

EL PAÍS. El papa Francisco ha aprobado la modificación del Catecismo católico para declarar “inadmisible” la pena de muerte y ha mostrado el compromiso de la Iglesia para animar a su abolición en todo el mundo, según ha informado este jueves la Santa Sede. El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Ladaria Ferrer, señaló en un comunicado que ha sido autorizado por el Pontífice para introducir la nueva postura ante la pena de muerte, recogida en el artículo 2.267 del Catecismo católico. El cambio, datado el 1 de agosto de 2018, entrará en vigor con su publicación en el diario oficial, L’Osservatore Vaticano, y en el Acta Apostolicae Sedis, que recoge los textos oficiales de la Santa Sede.

En el nuevo texto se subraya que “la Iglesia enseña, a la luz del Evangelio, que la pena de muerte es inadmisible, porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona, y se compromete con determinación a su abolición en todo el mundo”.  En la versión antigua del Catecismo no se excluía la pena de muerte “si ésta fuera el único camino posible para defender eficazmente del agresor injusto las vidas humanas”.

El cambio se debe a que, según el nuevo texto, “hoy está cada vez más viva la conciencia de que la dignidad de la persona no se pierde ni siquiera después de haber cometido crímenes muy graves” y “se ha extendido una nueva comprensión acerca del sentido de las sanciones penales por parte del Estado”. “En fin, se han implementado sistemas de detención más eficaces, que garantizan la necesaria defensa de los ciudadanos, pero que, al mismo tiempo, no le quitan al reo la posibilidad de redimirse definitivamente”, se justifica en el nuevo texto.

 

CHINA
Google se plantea lanzar un motor de búsqueda para China que acata la censura

El gigante tecnológico intenta volver al mercado chino, del que salió hace ocho años tras rechazar las duras condiciones de Pekín sobre controles de contenido.

Foto de archivo de la antigua sede de Google en Pekín. LIU JIN AFP

EL PAÍS. Google está preparando una aplicación móvil de su motor de búsqueda específica para el mercado chino que censurará los resultados de acuerdo con la voluntad y las reglas de las autoridades del país asiático, que mantienen un férreo control sobre lo que sus ciudadanos pueden ver en Internet. Según el medio The Intercept, citando fuentes anónimas de la empresa y documentos internos, el gigante tecnológico estadounidense lleva meses trabajando en el proyecto, que ya ha sido presentado a Pekín y está pendiente de recibir la autorización del Gobierno chino.

Ni la propia empresa ni las autoridades chinas han confirmado unas conversaciones que, de fructificar, supondrían la vuelta de Google al país con más internautas del mundo, del que decidió salir en 2010 porque, en palabras de su entonces vicepresidente ejecutivo, David Drummond, “la autocensura es un requerimiento legal no negociable”. El actual equipo directivo, dirigido por Sundar Pichai, habría apostado por retomar el negocio en el país aunque esto suponga acatar unas normas tan o más duras que las que les obligaron a salir hace ocho años. Pichai se reunió con un alto cargo del Gobierno chino en diciembre del año pasado y desde entonces habría acelerado el proyecto, según The Intercept.

El periódico local China Securities Daily desmintió este jueves las informaciones procedentes de medios estadounidenses y aseguró que “teniendo en cuenta el contexto internacional y doméstico, es poco probable que Google vuelva a China a corto plazo”, citando como fuente a “departamentos relevantes”. La aprobación debería llegar de la Administración del Ciberespacio de China, el organismo regulador competente, cuyo principal responsable ha sido relevado esta misma semana.

El proyecto, apodado Dragonfly, se basa en una aplicación móvil para Android que automáticamente identificaría y filtraría las páginas web y palabras claves eliminadas por el sistema de censura chino, popularmente conocido como la Gran Cibermuralla. Cuando un usuario realice una búsqueda en la que se han suprimido algunos resultados aparecería un mensaje de aviso. Su versión final podría lanzarse entre los próximos seis y nueve meses, si Pekín diera finalmente el visto bueno al producto.

 

BRASIL

Denunciado el robo de una medalla del ‘Nobel’ de matemáticas minutos después de entregarla

El matemático kurdo Caucher Birkar había puesto el galardón en un maletín tras recibirlo.

El matemático Caucher Birkar, en el centro, recibiendo la medalla Fields, este miércoles en Río de Janeiro. STR AFP

EL PAÍS. El matemático kurdo Caucher Birkar, que ha ganado este miércoles la medalla Fields —también conocida como el Nobel de las matemáticas— junto a Peter Scholze, Akshay Venkatesh y Alessi Fegalli, ha denunciado que le han robado el premio poco después de recibirlo en una gala celebrada en Río de Janeiro.

Birkar, que nació en 1978 en una región kurda de Irán, en la frontera con Irak, había puesto la medalla, valorada en unos 3.500 euros (4.000 dólares), en un maletín tras recibirla. Poco después se percató de que se la habían robado, según ha explicado la organización del evento.

Varios guardias de seguridad indicaron que el maletín fue hallado vacío en un pabellón cercano. La Policía ha supervisado las cámaras de seguridad y ha identificado a dos posibles sospechosos.

“El Congreso Internacional de Matemáticos siente profundamente la desaparición del maletín, que pertenece al matemático Caucher Birkar y que contiene la medalla Fields”, han indicado en una nota los organizadores del evento. Se trata de la primera vez que la entrega de premios, que se celebra cada cuatro años, se realiza en el hemisferio sur.

 

FRANCIA

Macron logra el apoyo del Parlamento para endurecer la ley migratoria

La nueva norma prevé agilizar la acogida de los refugiados y mejorar sus condiciones, pero también acelerará la expulsión de los no admitidos.

EL PAÍS. En pleno resurgimiento del debate migratorio en Europa, el Parlamento francés ha dado este miércoles su visto bueno final, no sin tropiezos, a la ley migratoria impulsada por el Gobierno de Emmanuel Macron. Puertas afuera, el presidente apuesta por la coordinación y solidaridad europeas como mejor receta para afrontar las oleadas migratorias. Puertas adentro, busca acelerar los procesos de acogida de solicitantes de asilo en Francia y, a la par, deshacerse más rápidamente de aquellos que son “migrantes económicos” y no tienen espacio en el país.

El primer ministro de Francia, Edouard Philippe, en una intervención en la Asamblea Nacional el pasado martes. GERARD JULIEN AFP

La ley “para una inmigración controlada, un derecho de asilo efectivo y una integración exitosa” fue aprobada en la última sesión de la Asamblea Nacional antes las vacaciones, pese al rechazo de una izquierda que considera que es un retroceso en materia de derechos humanos y de una derecha para la cual no es lo suficientemente dura. El ministro del Interior, Gérard Collomb, principal artífice de la normativa, celebró, no obstante, una ley a la vez “humanista y eficaz” y que está, según sostuvo, a la altura de los desafíos humanitarios y económicos de Francia, así como de la necesidad de seguridad en “un mundo donde la amenaza no fue nunca antes tan fuerte”. El ministro también hizo alusión al difícil contexto de la Europa actual, “donde los principios sobre los que fue fundada parecen tambalearse” y con países que están endureciendo su política migratoria, como Italia, pero también Alemania.

“Nos hemos dotado de los medios para preservar un derecho al asilo que, si no se hubiera hecho nada, podría haber sido cuestionado rápidamente, como tememos que suceda en una serie de países europeos”, declaró. La ley entrará en vigor en 2019.

Lo más visto


Subir