Opinion

Nuevo Congreso, Nuevo Gobierno; Nuevos Retos y nuevos actores *

Con la pasada bancada del congreso y con el saliente Gobierno, Caldas no logro nada, fueron 4 años en donde se dieron mas retrocesos que cualquier otra cosa.

La pandemia y, sobre todo, un pésimo Gobierno nacional que nunca tuvo entre sus planes darle importancia al departamento, salvo las puestas en escena que el Presidente Duque exigía para venir a los terrenos del aeropuerto del Café, fueron la prueba de un Gobierno que no se ocupo de asuntos regionales y nunca permitió la representación en un alto cargo de algún connotado uribista afín al departamento y cercano al gobierno, nunca lo hubo.

Una bancada que no logro un impacto en gestión, que mas se limito al lobby político que al control político, sin ninguna ley de impacto real, mas unas pocas de honores que en términos prácticos no sirven para nada, y con liderazgos que resuenan en las noticias criminales de la nación.

Lo anterior podría cambiar, podría ser distinto si se sabe recomenzar, aunque asoman en el ambiente dificultades que derivarían en celos políticos y comunicaciones pugnaces.

Cuatro podrían ser los caldenses en llegar a cargos de relevancia y de primer o segundo nivel en el Gobierno Petro, y que serían fundamentales aliados, ellos son: Álvaro Echeverry, quien por un tiempo fungió como director de asuntos electorales de la campaña Petro y quien fue el encargado de recuperar las 4 curules de la lista del pacto Histórico en Senado, de seguro tendrá un lugar en los altos cargos del nuevo Gobierno, su apoyo a las estructuras en Caldas no paso desapercibido; José Luis Correa, sí no el primero, de los primeros liberales en acompañar la campaña del nuevo Presidente electo, y desde el principio sumarse a las voces de oposición en la Cámara de Representantes, no esta distante de asegurar un alto cargo; Mauricio Lizcano, su habilidad y cercanía con Armando Benedetti lo tiene a muy pocos pasos de asegurar un Ministerio, de no darse, de seguro tendrá otro cargo de importante maniobrabilidad; Por ultimo y con reserva, un cuarto ciudadano que de llegar al Gobierno equilibraría cargas políticas y daría enorme figuración a ciertas colectividades.

De darse estos cuatro espacios, lo mínimo que se esperaría seria una articulación sin celos para lograr recuperar el tiempo perdido, seria una oportunidad de oro tanto para el Gobernador, como para los alcaldes, a pesar de estar ellos en su recta final.

Y es precisamente el Gobernador Luis Carlos Velásquez quien tendrá el reto de articular la nueva bancada al congreso, definir criterios de trabajo para encontrar puntos comunes a trabajar en el Plan de Desarrollo Nacional y asegurar por lo menos los elementos mínimos para hacer gestión de alto impacto.

El dialogo entre la nueva bancada de Caldas no es distante de ser cordial, aunque algunos parece que siguen en campaña y evidencian que su agenda depende del fracaso de otros. Sin embargo, el congreso no es un jardín de flores y en esa terrible selva de políticos, de no ajustar sus estrategias dejaran en evidencia sus terribles y evidentes defectos, así como su inexperiencia.

Hoy la bancada de Caldas cuenta con cinco Representantes a la Cámara y un Senador. Tendrán ellos la tarea de asegurar los acuerdos y las alianzas necesarias para beneficiar al departamento, y por lo menos dejar la idea de que no estamos en manos de la ilegalidad, la inexperiencia, la improvisación que hoy parece que fueran los elementos que se tomaron la agenda caldense.

Adenda: Felicitaciones a Carlos Arturo Agudelo por su nombramiento en la secretaria privada del Gobernador. Una secretaria que requería desde hace tiempo retomar las buenas formas y el dialogo constructivo con los sectores políticos de Caldas, quedo en las mejores manos.

* Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

Twitter: @AlejandroLSFD

Lo más visto



Subir