Tinto Político

DE ADHESIONES Y ALGO MÁS

FOTO: LA PATRIA

Foto: La Patria.

Por: El Tábano.

Como uno de los más grandes hechos políticos, fue anunciada por parte de la campaña a la Gobernación de Caldas del uribista, Camilo Gaviria Gutiérrez, la adhesión de dos exgobernadores de Caldas.

Se trataba del insípido de Tony Jozame y el exiliado Luis Alfonso Arias. Esas dos adhesiones políticamente no significan absolutamente nada. Para empezar, de cierta forma, ellos siempre han estado ahí, pues ambos fueron elegidos gobernadores por la coalición yepo-barquista, la misma que los uribistas odiaban, representada ahora por el senador liberal Mario Castaño, y el reducto de yepistas que desde 2015 resolvieron entregársele al Álvaro Uribe en Caldas.

Tony ni fu ni fa. Es seguidor de Camilo Gaviria mucho antes que a éste se le ocurriera ser candidato. Dilapidó su caudal electoral y terminó recluido en Chinchiná apoyando a un aspirante a la alcaldía avalado por la ASI y una melcocha. Candidato que respalde fracasa. Así pasó con Carlos Uriel Naranjo y Adriana Gutiérrez en 2015. Tony lo que necesita es entrar en la nómina oficial nacional con carácter urgente.

Luis Alfonso Arias, muy querido y simpático. Un señor, un caballero. Marginado de la política una vez terminó su gobernación, guardando un perfil bajito evitando que aparezcan fantasmas tamborileros del pasado. Desde el 17 de mayo de 2007 tiene su cédula inscrita en Bogotá. Vota en el puesto de votación del Chicó Liceo Louis Pasteur, mesa número 2, o sea, que no podrá votar por su candidato en Caldas. Actualmente tiene más nexos con Armenia donde vive la familia de su esposa. A Manizales viene por accidente.

En síntesis, estas dos adhesiones no tienen significación alguna electoralmente, y por fortuna los caldenses ya aprendimos a leer y a escribir y no nos descrestan los ex.

Por ahí también están preparando la adhesión un grupo de goditos que no saben dónde están parados y tiene más corriente un inodoro de hoyo, encabezados por la antigua doña Dilia Estrada de Gómez retirada de la política después de su estruendosa derrota para la cámara en 2006; Carlos Uriel Naranjo quien nunca ha ganado unas elecciones, fue derrotado para la Cámara y Gobernación; Edgar Corrales quien no tuvo con qué volver a aspirar a la Asamblea; Augusto Arango de ingrata recordación en el antiguo vaticano del conservatismo, Neira, dónde Marino Murillo y Cristina Otálvaro lo derrotan cada que quieren. Estos son los más representativos de este grupo. Cómo serán los otros.

Con adhesiones como estas no se gana una gobernación. Es más la bulla.

Bogotá, 03 de octubre de 2019.

Lo más visto



Subir