Tinto Político

¡ AVE CÉSAR !

Por: El Tábano.

08 mayo 2019

La Dorada es la segunda ciudad del departamento donde la política es el diario vivir de la mayoría de sus habitantes. Allí se vive política, se respira política, se hace política.

Desde el año pasado venimos observando el espectáculo deprimente presentado por un obsesionado aspirante a la alcaldía en cuyo afán de alcanzar su propósito, ha acudido a todos los medios y artimañas. Está dispuesto a aliarse hasta con el diablo.

Se trata de César Alzate, exalcalde, exdetenido, excandidato a la cámara, exdirector departamental de La U, exsecretario de La U de Caldas, exluisalfonsista, exuribista, exjaimealonsista y ahora parece exlizcanista. También tuvo algún tiempo exmovimiento del pueblo.

Este ex se ha paseado por todos los directorios políticos habidos desde la década de los 90, y al igual que el camaleón, se va camuflando de acuerdo con sus intereses políticos del momento.

Nunca había estado tan loco políticamente como lo está ahora. Se retiró de la dirección del Partido de La U en Caldas el año pasado donde trabajó los últimos años al lado de Mauricio Lizcano para presentarse como candidato a la alcaldía de La Dorada. Al igual que Pedro, negó a Lizcano para congraciarse con Mario Castaño creyendo ingenuamente que éste zorro de la política le iba a brindar el apoyo.

Después de este intento fallido de aparecer como liberal, se matriculó en el Centro Democrático como militante en fino coqueteo a la encopetada de Adriana Gutiérrez, ama y señora de ese partido en Caldas, quien debe verlo como un lavaperros.

Hizo alarde de tener asegurado el aval del uribismo y Adriana no dudó en salir en la emisora de La Dorada a desmentirlo. Sin el grueso de esa votación y sin los liberales, la única alternativa fue volver con la cola entre las patas a buscar a Lizcano, quien ni corto ni perezoso, le ordenó empezar a recolectar firmas para posar como candidato independiente alejado de los vicios políticos de los cales ha sido aventajado alumno.

El César cree que los doradenses son bobos y se van a comer ese cuento. Ellos ya lo conocen, saben que no tiene rumbo fijo, no genera confianza y quiere ser alcalde a toda costa. En el fondo ni Lizcano debe confiar en él porque, aunque se vista de independiente, siempre será el mismo politiquero de siempre.

Lo más visto


Subir