Opinion

EL TROMPO PUCHALETAS*

Hace cuatro años, la clase política en su mayoría negaba su cercanía con el gobierno del Presidente Santos. Sabían que el cargar con ese lastre les traería dificultades electorales. Lo que vivieron los santistas hace cuatro años, ahora les tocó a los uribistas debido al mal gobierno del presidente Iván Duque.

La clase parlamentaria en su mayoría sin distingos de partido político, cayó postrada a los pies de Iván Duque en busca de prebendas burocráticas o contratos. Los parlamentarios caldenses no fueron ajenos a ello y se conformaron con las migajas que caían del pastel del gobierno nacional.

Iván Duque es el presidente de la república que más mal ha tratado a nuestro departamento. Para él ningún caldense fue digno ni tenía las capacidades o preparación para ocupar un cargo importante en su gobierno. Se le olvidaron los 284 mil votos obtenidos en estas tierras cuando era un completo desconocido.

Los senadores Carlos Felipe Mejía y Mario Castaño; y los representantes a la cámara Luis Fernando Gómez, Erwin Arias, Oscar Tulio Lizcano y Félix Chica, gobiernistas irredentos y fieles alfiles de Iván Duque, se conformaron con unos cuantos puestos y contratos, y acataban ciegamente en el congreso lo que el gobierno uribista ordenaba. De ahí sus votaciones en temas tan candentes como la moción de censura al ministro de defensa. Ahora, estos honorables parlamentarios que tienen para decirle a los caldenses sobre el tema ?

De los parlamentarios caldenses el único que se salva es el representante a la cámara liberal José Luis Correa, quien tuvo la valentía de mirar más allá y declararse en oposición al gobierno Duque, lo que le costó la presidencia de la comisión séptima en julio de 2020. Este joven congresista fue el único capaz de prever la hecatombe que se avecinaba.

Caldas ha sido considerado como meca del uribismo, entonces por qué tanta promesa incumplida y desatención para nuestro departamento ?. Con qué cara vienen ahora a pedir nuestros votos ?. El pueblo caldense no puede olvidar y seguramente el tratamiento de quinta que nos dio Iván Duque, además de su pésimo gobierno, se cobrará en las urnas en las elecciones de 2022 porque no podemos seguir siendo el trompo puchaletas.

* Por Homero.

Lo más visto


Subir