Opinion

“EL DIA QUE SE VA NO VUELVE, POR BIEN QUE LO HAYAN TRATADO”

Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

Como siempre ocurre cada cierto tiempo el tema obligado hoy es una reforma tributaria, que según palabras del ministro Carrasquilla es urgente por el deterioro de los recaudos debido a la pandemia dicen unos. La primera inquietud que llega es porque tenemos que hacer reformas tributarias cada año; uno esperaría que cada gobierno haga una reforma al comenzar su mandato y pare, pero bueno, tocará aguantarnos otra reforma.

Soy un lego en materia económica y más aún en tributario, pero yo preguntaría: ¿Cómo vamos a hacer una reforma tributaria en medio de esta pandemia ?. Si los recaudos se cayeron por la pandemia, menos vamos a tener los colombianos para pagar por nuevos impuestos o por el aumento de estos. Creo que esto es la sinrazón de las cosas.

Lo cierto es que debemos prepararnos la gran mayoría de los colombianos para pagar por más impuestos, porque si no es en forma directa, si nos gravaran en forma indirecta.

Comencemos por el nombre del proyecto, no se llama “reforma  tributaria”, sino que le han colocado un nombre agradable para los pobres: “Agenda Social Sostenible” y escuchamos decir a los defensores del proyecto que no se gravará la canasta familiar con el Iva, que a más familias se les devolverá el Iva, que se eliminará el 4 por mil a las transacciones bancarias y pequeñas cosas se eliminan, pero después de aprobada la reforma o la agenda vemos que nos suspendieron unos impuestos y los cambiaron por otros y más onerosos.

A nosotros los de a pie nos da vueltas en la cabeza que necesitamos más recaudos, pero se elimina el cuatro por mil que hace unos días, creo fue en la discusión de la reforma anterior que el gobierno dijo que no podía desmontar dicho gravamen porque era de un monto económico grande y no tenía con que remplazarlo; esto quiere decir que si el gobierno suspende el 4 por mil lo remplaza por otro y ese si lo pagamos los de a pie; al menos el cuatro por mil lo pagan los que tienen dinero harto en los bancos.

Otro impuesto que piensan fijar es a las pensiones altas, que tristeza. Ese señor que disfruta de una pensión alta llegó a ella por cotizar más de 20 años para su pensión y ahora lo único que se les ocurre es que pague por esos ahorros a lo largo de vida laboral  tuvo que cancelar la retención en la fuente y tantos otros tributos en su vida de empleado.

Noticia desastrosa para el departamento de Caldas y de contera para toda su dirigencia gremial, administrativa y política. El gobierno aprobó una Alianza Público-Privada para el río Magdalena y va desde Barrancabermeja hasta Barranquilla. Todo lo que se ha hecho luchando  por un puerto multimodal en La Dorada y Puerto Salgar, y ahora quedamos con un palmo de narices.

Que tristeza de nuestros parlamentarios caldenses. Si Víctor Renán Barco viviera…Es mejor decir como  el poeta antioqueño: “Siquiera se murieron los abuelos”.

Lo más visto

Subir