Tinto Político

SIN CARTAS MARCADAS

10 febrero 2019

El pasado martes informamos sobre una reunión realizada hace ocho días el domingo en un hotel del sector de Sancancio. En ella, varios actores políticos del departamento sellaron una Alianza para las elecciones del 27 de octubre de 2019.

Por la importancia del tema, antes de hacer la publicación, verificamos los hechos con varios dirigentes políticos y hasta ahora, ninguno de los asistentes ha salido a desmentirla o a pedir rectificación.

Como consecuencia de ella, gran sorpresa causó en muchos integrantes del conservatismo caldense la asistencia del representante a la cámara, Félix Alejandro Chica Correa, a esta reunión, y máxime por el compromiso asumido en materia de acompañamiento de candidaturas a la gobernación y alcaldía de Manizales.

El parlamentario Chica funge actualmente como Presidente del Directorio Departamental Conservador y había manifestado su independencia. Ante estos hechos, surge la siguiente pregunta. Su asistencia y compromiso lo hizo en su calidad de director del conservatismo, a título personal o como militante del movimiento de Salvación Nacional del ex senador, Luis Emilio Sierra Grajales.

Si asistió en calidad de Presidente del Directorio Departamental Conservador, sería gravísimo porque se estaría arrogando facultades que no le corresponden y comprometiendo a un Partido sin tener facultades para ello.

Si lo hizo a título personal, quiere decir el Presidente de la Directiva Departamental Conservadora tiene agenda propia dentro de su misma colectividad, obra en forma independiente apartándose de las políticas de la organización que preside.

Y, si fue como integrante del Movimiento de Salvación Nacional del ex senador Luis Emilio sierra, significa que Chica Correa tiene jefe político, que no puede actuar con autonomía y por lo tanto no es neutral.

El congresista Chica Correa debe hacer claridad sobre este tema. En los escenarios descritos anteriormente queda en evidencia que no puede ofrecer garantías de imparcialidad y consenso a los otros sectores de su colectividad como a los diputados Omar Reina y Mauricio Londoño, los concejales de Manizales Andrés González y Luis Gonzalo Valencia, y otros grupos independientes quienes no se sienten cómodos con él por sus actitudes ambivalentes.

En acto de transparencia debió haber informado con anterioridad al directorio que preside sobre su asistencia a esa reunión y posición con respecto a pactos y alianzas. Sus compañeros de directiva se enteraron de estos hechos a través de un medio de comunicación.

Actuaciones como la descrita no generan confianza. No se puede pregonar unidad cuando se obra independientemente y a escondidas. Las presidencias de los directorios no solamente deben servir para enriquecer la vanidoteca personal, es necesario actuar con transparencia, sin cartas marcadas o por debajo de la mesa, y no dejar agotar el poder de convocatoria y la búsqueda de consensos.

Lo más visto


Subir