Opinion

¡Que te compre quien no te conoce! – Segunda parte

Por: Mario Arias Gómez

25 julio 2018

El desafiante, envanecido, indeseable, patético y polémico pontífice de ¡Colombia Humana! -aspirante a tirano-, incitante, ha convocado -con fastidiosa sobradez-, a sus espadachines y vergonzosas barras bravas, a tomarse, el siete de agosto, las calles de las principales ciudades del país, so pretexto de rezongar por el asesinato de líderes sociales, reclamantes de tierras, oponentes de la minería ilegal, cultivos ilícitos, dejando entrever, sutilmente, estar relacionados  con el gobierno Duque, que aún no empieza; aviesa manera de tender un manto de sospecha y de mantener amarrados a su lujuriosa pretensión, los codiciados 8’034.189 de votantes últimos, con miras a las elecciones regionales de 2019 y 2022.

‘Quien no sabe para dónde va, cualquier bus le sirve’.  

Vano intento del “prescindible” partisano, perdonavidas, de quedarse con el santo y la limosna, en la ilusa creencia de que dichos votos le pertenecen. No está ni tibio. La artificiosa lista ‘decente’ (¿?) -sugestivo epíteto, antípoda, con Colombia Humana, de la realidad que lo circunda-. Los 519.262 alcanzados (tres senadores) y 255.213 (dos representantes), reafirman su potencial, más nada. Desagregados los 4’850.639 de la primera vuelta, emergen los anti-uribistas -que no petristas-, los anti-fajardistas -que no petristas-, los robledistas -que no petristas- todos, al quedarse sin candidato para la segunda vuelta, con la nariz tapada, no tuvieron más alternativa, que votar por el populista de marras. Duélale a quien le duela. Las matemáticas no mienten.   

Ejercicio aplicable a su ‘inexpugnable’ plaza bogotana. Veamos: Fajardo-Claudia, 1’240.799, Petro, 1’098.000 (apabullante descalabro, irrebatible). Discriminados los 1’884.869 -segunda vuelta- aparecen los anti-uribistas, vargas-lleristas, galanistas, lunistas, santistas -que no petristas-, unánimemente movidos por la entelequia de ‘atajar al que dijo Uribe”. La izquierda, descolló en la primera vuelta, con 4’850.639, frente a 2’613,157 (máximo histórico) obtenidos en 2006, por el vibrante, Carlos Gaviria (q.e.p.d.), lo que envaneció al ideológicamente difuso, incongruente y tramposo fascistoide, al decir del maestro, que denunció oportunamente su insufrible oportunismo, mañas, mala entraña, inconfundibles.

Pasado y presente, ligado a la ‘Alianza Verde’, que despuntó -2005-, bajo una ficticia ‘ideología progresista’, ‘ecologista’, ´pacifista´, ‘anticorrupción’, ficción que no diluyó su espurio, sulfuroso origen. La ‘Reforma política’ -Acto legislativo 01/2003-, fijó en 200.000 el umbral para obtener la personería jurídica.  El 12 de marzo/2006, bajo este marco legal, se efectuó la elección, luego de la cual, los verdes resolvieron colgarse de la antigua personería de su carnal, ‘AD M-19’, obtenida luego de haber teñido de sangre inocente, los ríos, plagar de muerte, sufrimiento y desolación a Colombia, partido rebautizado -nuevamente (25-11-2005)-, ‘Opción Centro´, con el slogan: ‘Ni de izquierda, ni de derecha, sino hacia adelante´. ‘Ni chicha ni limoná’.

!Original historia!, que conlleva el catedralicio lastre del incoherente, tenaz y viciado inicio, derivado del mil veces mutado, AD-M19, financieramente apoyado por Luis Alberto Gil, ex senador -guerrillero amnistiado del M 19-, condenado por ‘parapolítica’, como su par, Gustavo Petro, por porte de armas, desvergonzadas mancornas que calificaron entonces su actividad, como “centro de la decencia, la verdad y la antipolitiquería”, mientras integraban a sus filas, Carlos Ramón González, procesado por falsedad en documento privado; Jorge Londoño Ulloa, exsenador, exgobernador’ boyaco’ (elegido el 28 de octubre/2007) disciplinariamente investigado por la Procuraduría, sucedido por Gil Botero.

Adhirieron al descalificado partido -septiembre de 2009-, los utilizados ex alcaldes, Mockus, Peñalosa y el errático Garzón, mascarones de proa, que aportaron su ‘prestigio’ -de baratillo- para blanquear el negro y tenebroso pasado, sin exigir que sus protectores, expiaran sus exponenciales pecados, aceptando la investidura (02/10/2009) de codirectores, cambiándole -ellos- otra vez de máscara y de nombre, por el de “Partido Verde”, a secas, casona que organizó la consulta interna -14 de marzo/2010- que escogió al candidato presidencial, resultando agraciado, Antanas Mockus, quien integró -ipso facto-, al frívolo ‘modelo’ de bluyines, de ‘Compromiso Ciudadano’, ‘maniquí’ que adornó y concordó, como vicepresidente, con el aplaudido payaso, el antipedagógico y compulsivo exhibicionista, paradigma de incorrección, cuya pelada de culo, excusan sus adoratrices, que mal llaman‘ cultura ciudadana’.

‘Volteados’ que, como los ofidios, mutan de piel, entregados a los innombrables machotes, que entregaron el partido a las ‘diversas’ -gas-, mediáticas heroínas de la moral, lideresas de la utópica consulta anticorrupción. Marimachos a los que les importa un carajo, malgastar $ 310.479 millones -“lo que nada nos cuesta volvámoslo fiesta”-. Unidas a ‘San Petro’, desentendidas, callan -silencio aturdidor-, sobre la mayoría de desaparecidos, aludidos en el primer párrafo, debidos a rivalidades y ajuste de cuentas de pandillas emergentes.

Bogotá, D. C. 25 de julio/2018

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Lo más visto


Subir