Opinion

VERDADES DE A PUÑO *

No nos llamemos a engaño. El país político y el nacional como los denominara Gaitán no van por buen camino en el presente, aunque se pretenda desconocer esa  penosa realidad por los estamentos oficiales, afirmación que se sustenta en los reiterados hechos que atentan contra el bienestar social, entre ellos la inseguridad de las ciudades y del campo, hasta el doloroso caso del secuestro o confinamiento de una brigada en las zonas cocaleras, territorios en poder de fracciones insurgentes donde el estado no se atreve a intervenir, generando una pérdida de confianza en el actual diseño de la seguridad nacional, en su sistema judicial, las promesas fallidas de una reforma estructural, olvidándose que sin justicia no será posible alcanzar la paz social.

Como quisiéramos que en esta campaña electoral, que ha resultado lánguida y disminuida en sus aspectos programáticos se ventilaran los reales problemas del país, percepción de un amplio sector poblacional, con propuestas que no atraen a un electorado ansioso de conocer proyectos de gobierno en materia de desempleo, la informalidad, seguridad social, violencia intrafamiliar fenómeno que viene arruinando la unidad de los hogares, con un interrogante ¿Qué se plantea para que el estado recupere amplias zonas en poder de la insurgencia, y no se nos catalogue como un estado fallido?

Tema poco expuesto por los aspirantes, diferente a sus ataques recíprocos, debates insulsos, insustanciales los que se han presenciado, es el de la ecología y el medio ambiente de importancia suma en el mundo occidental, solo es tocado superficialmente como para aparentar estar a la vanguardia de lo que reclama la sociedad mundial.

Lo que sí es evidente en este proceso electoral, es la actividad de las maquinarias políticas, protagonistas de primer orden en las elecciones, con personajes de dudoso cuño ejerciendo jefaturas de debate y dando clases de transparencia electoral, cuando se han paseado por todos los movimientos y grupos políticos, van y vienen como las olas.

A pocos días de culminar este proceso, el país se encuentra dividido entre dos esquemas políticos, sin considerar un centro que no despegó por sus propias desavenencias y vanidades de poder, que nos hace pensar que es difícil un triunfo en la primera vuelta, sería una sorpresa, por el techo electoral de los dos punteros que presentan a escasos 15 días de las elecciones, dinámica electoral que se pondrá a prueba para la segunda vuelta presidencial con el ejercicio del voto útil o estratégico.

ADENDA: Este es un país de sorpresas, un senador que en menos de 48 horas presenta 17 exámenes para optar el título de abogado, titulo anulado por la U. y en pleito judicial ante los organismos competentes, ahora resulta que el Contralor General de la República un joven avezado en el lobby político administrativo, con aspiraciones futuras, aprovechando su importante cargo firma un convenio académico con el Politécnico Gran Colombiano, que le permite terminar un pregrado en breve tiempo, dos años y medio, fuera de un doctorado, cargas académicas que las sorteo con disciplina y organización de su tiempo laboral, según sus propias palabras.

Olvidaba anotar, que las clases eran recibidas en las instalaciones del organismo oficial, ya que era mucho pedir se hicieran en la sala de su residencia. Ver para creer.

* Por: J. F. Paz – Exmagistrado / Consultor. – Presidente Tribunal de Control Ético del partido liberal colombiano.

Lo más visto



Subir