Opinion

“A veces la adversidad es lo que necesitas encarar para ser exitoso” – Zig Ziglar 

Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

En nuestro país una de las instituciones más desprestigiada es el congreso de la república. Cada vez que se realizan las encuestas o sondeos de opinión nunca sale bien librado nuestro poder legislativo.

Sabemos que con la Constitución de 1991 los senadores encarnan y representan a toda la república y los señores representantes a la cámara su influjo y representación es departamental.

Tradicionalmente llegar al senado de la república era la terminación de una carrera política y allí era el templo de la democracia en donde quienes se sostenían allí eran los jefes de los partidos tradicionales en donde sentaban cátedra y deslumbraban   por sus conocimientos en las diferentes áreas administrativas o por el número de votos que los acompañaban. Muy por el contrario, y salvo honrosas excepciones, los representantes a la cámara eran personajes que sobresalían en sus regiones y siempre actuaban a la sombra de su jefe el senador correspondiente.

Llegó la reforma constitucional y permitió la fundación de partidos y movimientos políticos y es así como en el momento de mayor apogeo democrático existían más de 60 agrupaciones políticas y con la autorización legal para poder conceder avales a lo largo y ancho del país y obviamente tener participación en la torta presupuestal que se reparte a los movimientos políticos cada año. Como era obvio las condiciones para conseguir personería jurídica se endurecieron y poco a poco estos grupos minúsculos fueron desapareciendo. No sabemos si tanta generosidad que permite exista muchas organizaciones políticas es bueno, o es mejor que existan pocos partidos, pero bien consolidados.

A pesar del desprestigio del congreso colombiano, asistimos con cierta impavidez que en los días de revuelta del año pasado por motivo del paro y que el comité presentó tantas solicitudes y en ninguna de ellas se contempló algún tema relacionado con los congresistas y pasaron de agache y mucho menos se habló de constituyentes.

En 1994 nuestro departamento tuvo 5 senadores legislando y marcando la pauta para ayudar al desarrollo regional y hablaban como bancada caldense, ¡qué tiempos aquellos!.

Hoy hasta el momento sólo dos aspirantes han salido a la palestra para aspirar al senado y a muchos de nuestros líderes regionales los hemos escuchado que van a apoyar a un oscuro aspirante a senado. Yo invito a que en los más recóndito de los partidos políticos con presencia en nuestro departamento busquen a un seguidor que encarne todos los atributos que exigen las normas mínimas éticas y nos presenten a uno o varios caldenses que encarnen nuestra idiosincrasia, porque me parece inaudito que sigamos votando por gente extraña, recogen los votos y sólo los volvemos a ver a los 4 años cuando pocos regresan a nuestra tierra. La política la tienen que volver a ejercer los políticos, no los de la farándula o de otras yerbas.

Lo más visto


Subir