Opinion

“LA EDUCACIÓN DEBE GARANTIZAR UNA FORMACIÓN INTEGRAL, EN LA QUE ESTÉN PRESENTES LAS ARTES, LAS CIENCIAS Y LAS MANUALIDADES”.

Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como Alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

Se acerca el día del Maestro el 15 de mayo y ponerse uno a pensar en la mejor definición no de la palabra “Maestro”, sino de todo lo que ha implicado en la vida y en el desarrollo de las personas y que difícil es. Para no entrar en contradicción con lo que uno piensa, miremos lo que nos dice Google y después lo que nuestra experiencia nos dice.

Google nos dice que: “Maestro o maestra (del lat. magister) hacen referencia a la persona que ha estudiado magisterio y se encarga de enseñar a los alumnos y alumnas, ya sean de infantil, primaria o secundaria, entre otros, en escuelas, colegios o universidades. Algunos maestros pueden estar destinados en institutos de educación secundaria en programas de garantía social, educación compensatoria o apoyo a alumnos con necesidades educativas especiales, así como en centros de Educación de Personas Adultas.”.

Nosotros que ya superamos ciertos peldaños de edad, recordamos hoy regocijados la labor que tuvieron nuestros maestros de antaño. Todos ellos en una o en otra forma cumplieron a cabalidad su misión. A nosotros nos tocó una disciplina férrea en todos los sentidos y nunca y por ningún motivo, pudimos siquiera cuestionar la autoridad del “Maestro” quien para nosotros era una figura inalcanzable.

“Ser maestro es tener vocación de servicio, es ser el ejemplo de los alumnos y juega un papel importante ante la sociedad, pero en sí, es ser el facilitador del aprendizaje, ser el guía del alumno. … Un maestro o maestra debe ser consciente del papel que cumple en la sociedad”. Yo a lo anterior le agregaría que debe tener un espíritu de sacrificio, estar dotado de una paciencia como la del santo Job; ser un sicólogo para comprender a su grey, tener un corazón inmenso para compartir entre sus educandos y su familia, ser un soñador irredento para apoyar las ideas de sus alumnos y no ser por el contrario un frustrador de sueños. Y una de las cosas más importantes que debe tener el Maestro el don del sacrificio y la vocación porque esta es una de las profesiones con más sinsabores, pero que con el paso del tiempo va a cosechar los triunfos más inesperados y muchos de sus sinsabores del momento se convertirán con el paso del tiempo la dicha y la justificación de sus desvelos.

Decir “Maestro” es decir decencia, buen comportamiento, interés en sus educandos, es protección, es formación de hombres de bien para el futuro, pero también formar buenas personas para el presente. Nos hemos formado una idea equivocada del maestro. Creemos que él debe ser una persona impoluta y los maestros, a pesar de que en su haber acumulan mucho conocimiento, son seres de carne y hueso y también se equivocan y cometen errores. Pero a pesar de eso son guías, son orientadores y por sobre todo son forjadores de ilusiones y la gran mayoría de las veces sus pupilos son triunfadores. A todos ellos les deseo que no sólo hoy, sino todos los días de la existencia tengan ustedes, los “Maestros” una nota de alegría y de agradecimiento, porque ustedes se lo merecen.

Pero a pesar de las dificultades, gloria y honor a mis profesores y a todos los demás también; pero especialmente, todos, reciban mi afectuoso saludo.

Voy a terminar esta nota con la parte final de un poema del poeta Abraham Rivera Sandoval titulado E S E.

A ese que solo el olvido lo cobijará en la nada.

Ese es el más importante porque de todo es el alfa.

Ese ser que es corazón, ese ser que todo es alma.

Ese… Ese… ese eres tu:

OH MAESTRO DE PRIMARIA

Lo más visto


Subir