Tinto Político

Iván Duque salió vivo políticamente del Consejo de Estado

TOMADO DE LA REVISTA SEMANA

El candidato a la presidencia se jugaba su investidura en el alto tribunal. Sin embargo, los magistrados en primera instancia consideraron que no votar los proyectos de la paz fue una manifestación de oposición democrática que no puede ser castigada.

27 abril 2018.

La decisión del Centro Democrático de retirarse del Congreso para no votar los proyectos de paz en señal de protesta, no puede ser castigada con la muerte política. Así lo acaba de concluir el Consejo de Estado que le impuso límites a la interpretación del ausentismo y negó la demanda que pretendía sacar de la alfombra política al candidato que lidera las encuestas para las presidenciales: Iván Duque Márquez.

El alto tribunal, con ponencia del magistrado Jorge Ocatavio Ramírez, estudió 13 sesiones del Congreso entre febrero y junio del 2017. Concluyó en primera instancia que la conducta adoptada por el Centro Democrático de abstenerse a votar retirándose del recinto, no es más que la manifestación del derecho político de oposición. Comportamiento que se ajusta a la jurisprudencia de la Corte Constitucional y de esta sentencia que ya fue proferida.

Entre las consideraciones que fueron tenidas en cuenta, está que los parlamentarios miembros de esta colectividad participaron de los debates de las leyes del fast track, se retiraron para las votaciones de estos proyectos y volvieron a ingresar para participar de las discusiones y votaciones de las demás iniciativas, que no se tramitaron mediante el procedimiento especial para la paz.

Para el Consejo de Estado fue una decisión de bancada que solo podría ser castigada si los parlamentarios deciden ausentarse de la totalidad de la sesión, bien porque el congresista no se presente o porque solo atienda el llamado a lista y se retire. En cambio, lo que ocurrió en el caso de Duque fue una manifiesta decisión de oposición al acuerdo de paz con las Farc y al procedimiento especial implementado, ya que consideraban que vulneraba el principio de rigidez constitucional, afectaba el debate y desconocía los resultados del Plebiscito del 2 de octubre del 2016.

“Lo que la Constitución castiga es la conducta individual, asilada y negligente del congresista”, Consejo de Estado.

El caso contra Duque, al igual que contra varios integrantes de este partido, comenzó luego del fallo que condenó con muerte política a Luz Adriana Moreno Marmolejo, representante del Partido de la U. La parlamentaria fue sancionada con el peor castigo político por asistir a las sesiones del Congreso, contestar el llamado a lista y desaparecer.

La decisión puso a temblar al Congreso, ya que esta práctica -más recurrente en unos que en otros- ha sido usada sin excepción. No obstante, se convirtió rápidamente en un caballito de batalla contra el Centro Democrático ya que esta bancada, una de las más juiciosas en el Congreso, adoptó como mecanismo de protesta política el abstenerse a votar los proyectos de la paz.

Durante esta discusión, la Procuraduría pidió la absolución del candidato a la presidencia al considerar que la pérdida de investidura no está diseñada para casos donde se ejerce activamente el derecho a la oposición. Al adoptar la postura de la Procuraduría, quedan desinfladas las demás demandas que pretendían por esta vía quitarles la investidura a los miembros del partido.

Lo más visto

Subir