Opinion

AQUÍ PENSANDO

Por: Cristina Otálvaro Idárraga-Abogada; Conciliadora en Derecho; Especialista en Gestión Pública, en Derecho Constitucional y Parlamentario y Derecho de Familia; Magister en Políticas Públicas.

Nuevamente están en el ojo del huracán algunas personalidades de nuestro país por los famosos paraísos fiscales.

Los estudiosos refieren que los paraísos fiscales datan de hace más de 2000 años, desde la época de los romanos. Al parecer, la República Romana se hizo con la Isla de Delos (hoy Grecia), porque en ésta existía un importante puerto, al que transformaron en puerto franco, es decir, libre de impuestos. Con ello competían y atraían a los comerciantes.

Cuenta la historia que el término paraíso fiscal corresponde a un error en su traducción dado que inicialmente se definía como “refugio fiscal”. Se dice que los primeros en crear estos paraísos fiscales fueron Delaware y Nueva Jersey (Estados Unidos) a finales del siglo XIX y dado que creaban empresas tan rápido y con bajos impuestos, fue replicado su sistema en Europa.

Ahora, ¿qué es lo que suscita tanto escándalo? El hecho de que personas con cierta imagen, adineradas y con representatividad en el mundo, son descubiertas evadiendo impuestos o pagándolos muy bajos, cuando en general las personas que no tienen esa capacidad y tienen recursos más limitados, deben pagar altas sumas de dinero en impuestos.

El 3 de abril de 2016 conocimos las revelaciones periodísticas del panamá papers: quienes lo recuerdan, todo se dio por la filtración de información del estudio panameño Mossack Fonseca, que manejaba todo tipo de información de evasores fiscales. En esta ocasión se dieron a conocer nombres de políticos de diferentes países, sus familiares o socios cercanos, jefes de Estado, directores de cine, actores, futbolistas, entre otros, incluidos colombianos.

En este momento nos encontramos ante otro escándalo por evasores fiscales: el 3 de octubre de 2021 se conoció pandora papers, que al parecer también compromete a un grupo de 558 colombianos entre políticos, artistas, empresarios y deportistas.

La mayoría conocemos la denominación “caja de pandora” a través de la mitología griega. Esta expresión indica que un asunto o cosa tiene un potencial de peligrosidad, que mal manejado puede dar lugar a desgracias. Abrir la caja de pandora es descubrir un sinnúmero de situaciones que ponen en riesgo a alguien o algo. De allí que abrir los resultados de esta investigación, pone en jaque a muchas personalidades del mundo.

Según lo revelan los estudios, los paraísos fiscales utilizados fueron Panamá, Dakota del Sur en Estados Unidos y las Islas Vírgenes Británicas. Dentro del grupo de colombianos encontramos a la actual vicepresidenta y canciller, Martha Lucía Ramírez; a la ministra de Transporte, Ángela María Orozco; a el embajador de Colombia en Chile, Guillermo Botero; a la exministra de Educación, Gina Parody; a el director de la Dian, Lisandro Junco Riveira; a los expresidentes Andrés Pastrana y César Gaviria; y al embajador de Colombia en China, Luis Diego Monsalve, por mencionar algunos.

De acuerdo con nuestra legislación, contar con sociedades offshore o costa fuera no es un delito, pero no declarar dichos activos sí lo es. De ahí las implicaciones que puedan enfrentar las personas mencionadas de comprobarse que efectivamente evadieron impuestos.

Sin embargo, en nuestro país como en muchos otros somos expertos en echarles una mano a los evasores, estableciendo plazos para que los inversores en paraísos fiscales puedan declarar sus activos en el país y con ello evitarles las altas sanciones que establece la DIAN.

Ha pensado, ¿que usted podría ser un evasor de impuestos?, es decir, usted podría ser de aquellos que no tienen una fortuna multimillonaria, pero que busca que sus bienes no estén solo en cabeza suya para no alcanzar los topes de declaración que fija la Dirección de Impuestos.

Lo más visto


Subir