Tinto Político

HAY MOMENTOS

NOTA DE LA DIRECCIÓN. Esta columna seguirá apareciendo periódicamente y las opiniones de nuestros columnistas no representan ni comprometen al Portal Tintiando.com.

Por: El Tábano.

Nuevamente el caldense Oscar Iván Zuluaga ha presentado su nombre como precandidato a la presidencia de la república.

Hemos visto inundadas las redes sociales de mensajes publicitarios, reuniones, videos y audios de promoción de su aspiración.

Muchos se preguntan sobre las propuestas de Zuluaga, que si estas son tan buenas por qué no las implementó o puso en práctica durante los ocho años del gobierno de Álvaro Uribe en los cuales fue Superministro jefe de gabinete y ministro de hacienda.

Posar ahora como salvador del país cuando tuvo la oportunidad de hacer grandes reformas entre 2002 y 2010, no es serio. En Colombia aún queda gente con memoria.

En el caso del departamento de Caldas, como ministro de hacienda a Zuluaga se le conoce como única obra su exigencia al gobernador de 2007, Mario Aristizábal Muñoz, para que nombrara como gerente de Aerocafé al nefasto Francisco Cruz Prada, condición sine qua non para girar dineros a este proyecto, con el despilfarro y dudosos manejos financieros que ya todos conocemos. O quién recuerda cosa diferente ?. En el oriente de Caldas, conocido como “el lejano oriente”, muchos aún se preguntan por qué no les pavimentó la carretera cuando pudo hacerlo.

Zuluaga pertenece a esa especie en vía de extinción de los uribistas pura sangre. Esos fanáticos político – religiosos, mesiánicos, quienes consideran tener la verdad revelada.

Son sectarios, excluyentes y expertos en calificar a la gente entre buenos y malos, entre el oro y la escoria al mejor estilo Carlos Felipe Mejía, quien ahora es su seguidor, junto con Fernando Londoño, Ángela Holguín, Paloma Valencia y otros de la misma especie.

Oscar Iván Zuluaga es el mismo Uribe, aunque ahora no salga en fotografías con él ni utilice el sombrerito aquel. Tiene los gestos iguales como se puede observar en la fotografía de esta columna. Son los mismos con las mismas y así quedó demostrado en Manizales la semana pasada en un almuerzo en el Club Manizales. La misma rosca de hace 30 años.

La preparación académica, la experiencia, su transparencia, sus capacidades, honestidad y honorabilidad, hacen de Oscar Iván Zuluaga una persona idónea para ocupar la presidencia de la república de Colombia, sin embargo, no es el momento para esa clase de ideología, la ultraderechista, a la que pertenece y representa.

Bogotá, 4 de septiembre de 2021.  

Lo más visto



Subir