Opinion

OPORTUNISMO TRAMPOSO

EDITORIAL

Aunque el proyecto de Acto Legislativo donde pretendían ampliar el período tanto del presidente de la república como de los congresistas y altos funcionarios del Estado, fracasó antes de ser presentado, los colombianos no podemos ignorar la negra intención de quienes lo firmaron y patrocinaron.

Lamentablemente dos de los cinco representantes a la cámara caldenses firmaron este adefesio. Se trata de Félix Alejandro Chica Correa del Partido Conservador y de Luis Fernando Gómez Betancur “Chano” del Centro Democrático.

Ninguno de estos dos políticos tiene segura su reelección para el próximo período y sus postulaciones pasan por serios aprietos electorales en el departamento. Seguramente vieron en ese proyecto de Acto Legislativo la oportunidad perfecta para prolongar sus períodos y permanecer cómodamente dos años más en el parlamento colombiano. Como lo expresó el dirigente liberal Octavio Cardona refiriéndose a los firmantes: “Les faltaron firmas y les sobraron ganas”.

No se le puede hacer trampa a la democracia. Cuando un funcionario público es elegido para determinado período, debe ajustarse a las reglas de juego y no litigar en causa propia tratando de modificarlas. Ya el país vivió la polarización y el disparo de la corrupción como consecuencia del “arreglo” a la Constitución Nacional para permitir la reelección presidencial en el gobierno de Álvaro Uribe. La historia no se puede repetir.

En cuanto a Chano y Chica, los caldenses no se pueden sentir representados por ellos porque su actuar en este caso, dejan la sensación de oportunismo y de trampa.

Pensilvania, 21 marzo 2021.

Lo más visto



Subir