Opinion

ENHORABUENA

EDITORIAL

Una noticia que consideramos importante pasó para muchos desapercibida durante la semana que acaba de terminar. Se trata del ingreso del departamento del Tolima a la “Región Administrativa de Planificación” RAP del Eje Cafetero, conformada por los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda.

Esta RAP que agrupará a 100 municipios de los 4 departamentos, se constituirá en el más importante organismo asociativo, consultivo y de inversión del centro del país, porque tiene bondades como su ubicación geográfica, estar atravesada por los dos ríos más importantes de Colombia y ser paso obligado de las vías que comunican al norte con el sur y al occidente con el oriente. Su riqueza paisajística, cultural, la facilidad de acceso y las condiciones de seguridad convierten a este territorio en destino turístico por excelencia.

En Caldas los más favorecidos serán los habitantes de los ocho municipios del Oriente quienes limitan con el Tolima y tienen muchos vínculos con este departamento en vías, comercio, salud y educación.

Compartimos con el departamento del Tolima gran parte del Parque Natural de los Nevados. La carretera que nos comunica con el Magdalena, solo 29 kilómetros pertenecen al departamento de Caldas, el resto están en territorio tolimense. Los 9 kilómetros que comunican a Petaqueros con el Río Guarinó, que son la entrada a los municipios del Alto Oriente de Caldas, también son del Tolima, lo mismo que un buen tramo de la vía a Montebonito.  Con esta integración se facilitará el mantenimiento su mantenimiento.

Otros tramos con Mariquita – Victoria y Fresno – Marquetalia, son fundamentales para el comercio y la conectividad de nuestros municipios.

En el campo de la salud, muchos pacientes del alto oriente afiliados a Asmetsalud, la EPS más grande de la región, son trasladados al hospital de Regional del Líbano Tolima que tiene mayor complejidad. En materia de comercio, Fresno se ha convertido en centro de abastecimiento de los municipios del oriente caldense como Manzanares, Marquetalia y Pensilvania.

Hace varios años se gestó un movimiento en ocho municipios de las provincias Nevados y Norte del Tolima para anexarse a Caldas, departamento con el que sienten mayor afinidad y al que acuden en temas de educación y salud, además de compartir la mayoría de sus costumbres. Murillo, Líbano, Herveo, Fresno, Santa Isabel, Villahermosa, Palocabildo y Casabianca se sienten más caldenses que tolimenses.

De ahí la importancia del ingreso del departamento del Tolima a la RAP del Eje Cafetero porque estos 16 municipios de Caldas y Tolima (8 del oriente de Caldas y 8 del norte del Tolima), podrán tener las obras y el progreso que el centralismo caldense y tolimense les ha negado durante décadas.

Pensilvania, 08 noviembre 2020.

Lo más visto

Subir