Opinion

RESPETO POR LAS DIFERENCIAS

EDITORIAL

Son vergonzosos los hechos de intolerancia política que se han presentado en varios municipios de nuestro departamento, producto de la agitada campaña electoral que vivimos.

Las llamadas campañas negras la destrucción de propaganda, la desinformación, las amenazas y hasta el enfrentamiento a golpes, son parte de esta intolerancia.

El departamento de Caldas se ha distinguido por sus altos niveles de cultura y educación, por lo que es completamente injustificable la beligerancia a la que han llegado algunos como consecuencia de su fanatismo político.

Familias divididas, amistades distanciadas y terminadas, enemistades generadas y persecuciones debido a temas políticas, son el diario vivir en la mayoría de los municipios.

Los distintos candidatos y jefes políticos deben dar ejemplo de madurez política, tolerancia y respeto por la diferencia, y no acolitar a sus seguidores y amigos este tipo de prácticas que enrarecen el ambiente electoral.

Igualmente, los seguidores y activistas políticos deben concientizarse que la política es una fiesta democrática la cual debe ser asumida con responsabilidad y respeto. Las épocas de los fanatismos ya son cosa del pasado, tema superado y no podemos regresar a ello.

Gane quien gane la contienda electoral en los diferentes municipios, las comunidades continúan con su vida normal. Los los candidatos, al igual que todos los seres humanos, tienen virtudes y defectos. Ninguno es perfecto. Entonces por qué pelearse por política ?

Tolerancia y respeto debe ser la consigna en esta recta final de la presente campaña electoral que terminará el próximo 27 de octubre.

Pensilvania, septiembre 29 de 2019.

Lo más visto


Subir