Tinto Político

NI CAMBIO NI RADICAL

Por: El Tábano.

En las elecciones legislativas de marzo de 2018, el Partido Cambio Radical, por primera vez, logra una curul al congreso en el departamento de Caldas. Fue elegido Erwin Arias Betancur como representante a la cámara.

Las primeras bases del Vargasllerismo, que es el mismo Cambio Radical, las colocaron en Caldas Jairo Antonio Mejía y su hijo Marcelo. Luego se sumaron apoyos como el de Vicente Castellanos de La Dorada y mantuvieron representación en la Asamblea de Caldas. Después llegó la decadencia porque los Mejía no salían de Manizales y lo único que les interesaba era la permanencia de Marcelo en la nómina oficial.

En 2011 con la candidatura de Erwin Arias a la alcaldía de La Dorada y su alianza con Guido Echeverri, inicia una nueva era de este partido en Caldas. Consiguieron importantes espacios y surgieron figuras promisorias como Danny Vélez en Marquetalia. Eran buenos augurios, sin embargo, tuvieron el infortunio que el conservador Arturo Yepes se les metió a la casa, armó el desorden en el otorgamiento de avales en 2015 y todo terminó en caos.

El gran reto para 2018 era lograr representación caldense de Cambio Radical en el congreso, y lo lograron con Erwin Arias como representante a la cámara, un joven dirigente, dinámico y muy habilidoso políticamente, quien se creyó el cuento que era el nuevo y más importante dirigente político del departamento y empezó a bartolear. Cree que se las sabe todas y juega con su suerte electoral que hasta el momento lo ha acompañado.

Olvida Erwin que el verdadero artífice de la curul en la Cámara de Representantes de Cambio Radical en Caldas, fue Guido Echeverri, el gobernador quien, con su nadadito de perro y astucia, integró a la lista a Adriana Franco, Mario Aristizábal y Olga Constanza Duque. Si no hubiese sido por los votos aportados por ellos tres, la historia sería diferente

El emperador Erwin, como le dicen en La Dorada, piensa que es el dueño de la votación de Cambio Radical en Caldas y que sus votos decidirán gobernación y alcaldías. Pretende lograr acuerdos políticos que le sean demasiado beneficiosos y se ha sentado con toda la dirigencia política caldense sin saber dónde colocar el huevo.

Arias Betancur está improvisando, no tiene rumbo ni norte y se está quedando sin votos. Termina peleándose con todos sus aliados: Guido, Zulay Tatiana, Diego Pineda, Diego Lalinde, etc, etc. No hace más bobadas porque no se levanta más temprano. Debería aprender de la experiencia y mesura de su cuñado Héctor Giraldo, el diputado.

Negros nubarrones para Cambio Radical se ven en el horizonte caldense porque ni la alcaldía de La Dorada la conseguirán y la Asamblea difícilmente la conservarán. Lo más cercano que obtendrán será la alcaldía de Villamaría.

Manizales, 03 de julio del 2019.

Lo más visto


Subir