Opinion

NOTAS DE OMAR YEPES

Por: Omar Yepes Álzate – Ex – Senador de la República

20 noviembre 2018

IMPUESTOS.– Si el fisco tiene afugías, ¿para qué buscan rebajar el IVA del 19%? Déjenlo ahí. Y busquen la plata donde está la plata, sin angustiar a quienes tienen poco. Son las grandes empresas, los grandes negocios, los grupos financieros y las actividades que generan gran riqueza quienes deben contribuir a financiar el Estado para que responda por sus obligaciones constitucionales y busque a todo trance un país con más desarrollo y una sociedad más igualitaria, como decía Carlos Lleras Restrepo.

ALGO SOBRE LA REFORMA TRIBUTARIA.- Que se graven los bienes y las actividades productivas que generan riqueza es apenas lógico; tradicionalmente el Estado para cumplir sus obligaciones sociales se surte de allí. Pero no se deben gravar los bienes e ingresos que apenas garantizan tranquilidad y sustento a las personas. La vivienda que no sea suntuaria y las pensiones no deben ser tocadas por la reforma tributaria o ley de financiamiento.

La generalidad de las personas que ocupan vivienda propia pertenecen a la clase media o a los sectores populares y reciben ingresos que apenas sí les permiten vivir; y los pensionados ya están fuera de cualquier actividad productiva y su pensión es prácticamente el único ingreso que los alimenta. Gravar la vivienda no suntuaria y las pensiones podría ser confiscatorio, ya que descapitalizaría y disminuiría entradas a infinidad de familias que resultarían por ello llevadas a descender en la estratificación social.

Buena parte de los economistas -los ministros de Hacienda entre ellos- se encuentran engolfados en sus teorías y poca atención prestan a la realidad y problemas diarios que afectan a los ciudadanos. Se dice de ellos que no tienen corazón, que solo los mueven las cifras y las estadísticas. De ahí los enredos en que a veces se incrustan y los líos a que someten a la sociedad. Esta reforma es clara muestra de ello.

EL ONCE CALDAS,– Nos duele la salida del Once Caldas de la parte final del campeonato nacional, pero el fútbol es así. Se gana y se pierde. Le sucede a los mejores equipos del mundo.
Debe resaltarse su campaña. Con una nómina modesta se encumbró. Nos recuerda al Deportes Caldas de don Alfredo Cuezzo, campeón colombiano en 1950. Con una nómina si se quiere humilde: Vitatutas, Kérsul y Luengo, Garrido, Navarro y Cativiela, Arango, Tessori, Ávila, Padín y Villalba, frente a las fabulosas estrellas de Millonarios: Cozzi, Pini y Zuluaga, Ramírez, Rossi y Soria, Reyes, Pedernera, D’stéfano, Báez y Mourin; de Santa Fé: Chamorro, Martínez y José Kaor Dokú, Venegas, Perucca y Arnaldo, Mounford, Rial, Pontoni, Fernández y Mitten; y otros equipos como el Deportivo Cali y Cúcuta Deportivo, conformado por seleccionados peruanos y argentinos el primero, y por un listado de cracks el segundo, vestido con jugadores sacados del, en ese entonces, campeón del mundo, Uruguay, logró alzarse con la corona.

Felicitaciones a los jugadores del Once por el juego exhibido, por su pundonor y entrega, y por las alegrías que nos dispensaron; y a su director técnico por haber logrado tamaño éxito con muchachos en su mayoría poco conocidos (excepción de algunos) por la afición futbolera nacional.

CANDIDATOS PROPIOS.– El Partido Conservador no se puede amilanar. Debe poner candidatos propios en la mayoría de alcaldías y gobernaciones de Colombia. Solo así sobrevivirá. Si gana o si pierde, no importa. Hará presencia y expondrá sus postulados.

LA ÉTICA, la moral, el buen comportamiento, le dan valor al ser humano.

INCENDIOS EN CALIFORNIA (EE.UU).– Gigantescas pérdidas en California por los incendios (2). Se estiman en más de US 20.000 millones para el Estado, para las aseguradoras y los propietarios de las viviendas. “Muchos de los que perdieron sus casas no tenían seguro contra incendio dado que por la prolongada sequía y el alto riesgo las primas se habían disparado y en algunos casos las propias aseguradoras se estaban negando a vender o renovar las pólizas para las personas en áreas de riesgo” (El Espectador).

OBSTÁCULO A LAS OBRAS.– Relata La Patria sobre la preocupación del Secretario de Infraestructura de Caldas “porque algunos propietarios de predios en sectores en que se pavimenta la vía entre Salamina, San Félix y Marulanda exigen que se les pague por hacer uso de franjas de terreno para poder ejecutar la obra”. Hasta donde entendemos, cada vez que se va a construir una carretera municipal, departamental o nacional, la entidad respectiva compra los terrenos para ejecutar la obra en área que supera ampliamente el ancho de la vía propiamente dicha. Entendemos también que, a partir del eje de la vía, varios metros a ambos costados, son adquiridos y pagados por los entes públicos para el desarrollo de la obra. Sucede que muchos propietarios toman parte de los terrenos ya vendidos, los cercan y los explotan apropiándose de lo que no les pertenece. Puede ser lo que sucede en el caso que preocupa al funcionario departamental, que los propietarios actuales traten de vender lo ya vendido, es decir, quieren que se les pague sobre una franja que no les pertenece.

El Estado es bien desorganizado. A lo mejor carece de los documentos que clarifiquen la situación, pero vale la pena que la secretaría de Infraestructura indague y apele a lo jurídico para que no se corra el riesgo de pagar lo ya pagado.
Entendemos también que la pavimentación de las vías valorizan los terrenos que recorren. ¿Podría el departamento hacer entonces uso de la contribución de Valorización? Así tendría lugar la aplicación del dicho: lo comido por lo servido.

EL PODER.– El poder donde se encuentre seduce, y allí confluyen los hombres como abejas al panal.

DEL LIBRO NOBELBRECHT”. – A la fiscalía no le corresponde expedir certificados de buena conducta, sino imputar cargos cuando existen las pruebas” ( Alberto Donadío, traídas por Fernando Alonso Ramírez, La Patria)

ONCE CALDAS.- En fútbol se gana o se pierde. Aún los equipos más grandes pierden con los chicos. Lo que nunca se debe perder es el estilo, la manera de jugar para brindar un buen espectáculo. No es claro que un equipo juegue bien hoy y mañana lo haga mal. Hay que imponer un patrón de juego, y hay que jugar un fútbol exquisito, grato a la tribuna.

NO QUIEREN SUS CIUDADES.– Quienes rayan las paredes, los muros, los buses, las estaciones, revientan o rayan las vidrieras durante las manifestaciones u otros momentos, no quieren sus ciudades. Hay que señalar que la ciudad es la casa de los ciudadanos, a todos les pertenece, y por lo mismo se debe cuidar, se debe proteger. Nada más grato que una ciudad bien dispuesta; nada más grato que una ciudad limpia; nada más grato que una ciudad culta, en la que los ciudadanos lucen un gran comportamiento. Una ciudad donde todos se sientan bien. Una ciudad donde se pueda vivir.
Las autoridades locales tienen una gran responsabilidad. Si los ciudadanos se han salido de punto, deben iniciar campañas educativas. Por deterioradas que estén las costumbres humanas, siempre es posible el reaconductamiento. Campañas publicitarias masivas utilizando las pautas publicitarias, los sermones en los actos religiosos, el profesorado en escuelas, colegios y universidades, pueden reacomodar la conducta de los hombres y hacer que el civismo y el buen trato imperen. No al atropello, no a las basuras en la calle, no al rayado de paredes y otros lugares, no a la vulgaridad, no a todo aquello que desdiga de la buena educación, hará de las ciudades y poblaciones sitios espléndidos para presentarse y atraer turistas que contribuirán a la prosperidad y a lograr y afianzar lazos de confraternidad. Los alcaldes y los concejales tienen la palabra.

PARA ESTAR BIEN INFORMADO CONSULTE NUESTRO PORTAL

Tintiando.com

Lo más visto


Subir