Opinion

“EL GOBIERNO CAERÁ EN UN DESCRÉDITO QUE NADA NI NADIE LAVARÁ JAMAS”. Daniel Cosío Villegas; tras la matanza del 2 de octubre en Tlatelolco, Mex.

Por: José Oscar González Hernández – Exalcalde de Pensilvania, exdiputado a la asamblea de Caldas, expersonero de Manizales.

12 octubre 2018

Ya han transcurrido más de dos meses desde que el Presidente Iván Duque se posesionó. Para muchos columnistas ha dejado ver su propio talante, que no es más un mensajero del Señor Uribe y que está cumpliendo al pie de la letra varios de sus encargos. Por ejemplo: exenciones tributarias a los grandes empresarios, dizque para que vuelva la confianza al inversionista, la reforma tributaria que nos amenazaron con ponerle iva a toda la canasta familiar y en un galimatías que nadie entiende nos quieren convencer que esto se lo devuelven a los más pobres; ni qué decir del acuerdo de paz que lentamente, como quien no quiere la cosa, los ha ido el Presidente torpedeándolos para que no se note. Si no que lo digan que fue lo que quiso decir el presidente cuando salió en defensa de la Fiscalía cuando allanó la oficina de la JEP.

Por el contrario, hay otros opositores que dicen que el gobierno Duque si ha mostrado independencia frente a sus mentores. Le aplauden el hecho de haber apoyado públicamente la consulta anticorrupción, no salo invitó a votarla, sino llevó a palacio a todos los sectores políticos para que se comprometieran con unos proyectos sobre el mismo tema. Pero a mi modo de ver, le cereza del pastel se la llevó cuando invitó a Timochenko al palacio de Nariño. No quiero ni pensar en las goticas de valeriana consumidas en la casa del expresidente, y en la casa del Dr Fernando Londoño.

Sobre la presencia del jefe del partido farc en palacio a mi modo de ver es un mensaje claro que, por intermedio de este presidente, dichos acuerdos, tienen un interlocutor válido; que les dé, el impulso necesario o no, eso lo veremos.

Realmente dos meses es muy poco tiempo para poder emitir un juicio sobre el desarrollo de dicha presidencia; el tiempo lo dirá como decían nuestros abuelos.

En medio del barullo de los acontecimientos diarios, tenemos que volver sobre el cambio climático. El invierno en este mes de octubre se ha hecho sentir tanto por los aguaceros torrenciales y fuertes, como por la tragedia en Marquetalia, en donde al parecer, un terreno que no ofrecía a simple vista mayores prevenciones, se precipitó sobre las viviendas de un barrio y causó muerte y desolación.

Hay que escuchar a todas las organizaciones cívicas y sociales que se quieren solidarizar con los damnificados de Marquetalia y todos debemos colaborar en mayor o menor grado con dinero para subsanar las perdidas. Nuestros hermanos de Marquetalia merecen nuestro apoyo; no seamos indiferentes ante el dolor de nuestros vecinos y amigos.

PARA ESTAR BIEN INFORMADO CONSULTE NUESTRO PORTAL DE NOTICIAS

Tintiando.com

Lo más visto


Subir