Tinto Político

EL RESPALDO POPULAR, SU MAYOR PATRIMONIO

GUIDO ECHEVERRI PIEDRAHITA GOBERNADOR DE CALDAS

Como los grandes generales, salió por la puerta grande, no derrotado, perdió una batalla más no la guerra.

30 abril 2018.

En los últimos días se ha sentido mucho ruido en la Gobernación de Caldas con respecto a las relaciones entre el ejecutivo y la Asamblea Departamental.

Como buen diplomático y hombre de mil batallas, el gobernador, Guido Echeverri, ha mantenido compostura y no ha salido a los medios de comunicación a dar declaraciones que puedan ahondar algunas diferencias que apenas es lógico que existan. Por el contrario, su buen trato y buenas maneras las conserva y son una de sus mejores estrategias.

Guido nació en Marulanda. Cuando tenía tres años de edad su familia se trasladó a Pensilvania y de allí a Villamaría. Se hizo abogado e inició su militancia política en el Partido Liberal dentro de las filas del ex senador Luis Guillermo Giraldo Hurtado.

Fue concejal y alcalde de Villamaría, Representante a la Cámara, Personero de Manizales y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente. También estuvo dedicado a la academia y logró lo que ningún otro hasta ahora, rector de tres universidades: Caldas, ESAP y Manuela Beltrán.

En 2011 retornó a la actividad política y en solo tres meses de campaña logró imponerse en las urnas al candidato contendor quien llevaba un año de campaña con el respaldo de siete parlamentarios y el apoyo del gobierno nacional.

Su elección demandada, no por un acto de indelicadeza o de algo para avergonzarse, por un tecnicismo jurídico que lo llevó a abandonar su cargo en junio de 2013.

Como los grandes generales, salió por la puerta grande, no derrotado, perdió una batalla más no la guerra. Permaneció expectante al acontecer político de su departamento y en 2015 regresó nuevamente como candidato, recargado de energía y con ganas de culminar lo que en su primera administración quedó truncado.

Fueron 200 mil caldenses, votación histórica, quienes salieron a votar por él y regresarlo con todos los honores al primer cargo del departamento.

Esta vez, también quisieron sacarlo de su cargo demandando su elección. Para fortuna de Caldas, el Consejo de Estado falló a su favor no sin antes causarle gran perjuicio al departamento al suspenderlo durante varios meses hasta que definiera su situación jurídica.

Su camino no ha sido fácil. Sin embargo, su profesionalismo, dedicación y conocimiento del sector público, lo han llevado a que su administración sea catalogada como una de las mejores del país.

Su popularidad sigue intacta. Bajo su administración, el departamento ha hecho presencia en todos los rincones de nuestra geografía, aún en los más recónditos. Hace poco visitó el Corregimiento de Encimadas en Samaná, sitio al que jamás había llegado un Gobernador de Caldas.

Todo ese esfuerzo y entrega es reconocido por los caldenses en cuyo respaldo Guido tiene su mayor patrimonio.

Ahora entra en la recta final de su mandato y espera el concurso de todos los caldenses, de su equipo de colaboradores y de la Asamblea Departamental para llegar con su administración a final término, y Caldas retome el camino del progreso y desarrollo que se merece y nuestro departamento vuelva a ser llamado “modelo de Colombia”.

Lo más visto


Subir