CALDAS

GESTOR SOCIAL EN COLOMBIA INNOVA CON BANCO DE VALORES HUMANOS, UN PLUS PARA EL POSTCONFLICTO

EFRAÍN EDUARDO ESPINOSA DORADO - GESTOR SOCIAL SAMANÁ

SU LABOR TIENE AMPLIO RECONOCIMIENTO EN TODA LA COMUNIDAD DE SAMANÁ.

24 abril 2018.

Efraín Eduardo Espinosa Dorado, es Médico Cirujano de profesión, cartagenero a mucho honor con alma y corazón en Samaná Caldas, la tierra de las oportunidades, el amor y el trabajo social comunitario. 

Su misión social lo ha llevado en particular en pensar en las personas; en especial las comunidades rurales, dándoles la importancia y el valor agregado en potencializar y fortalecer sus capacidades orientadas en su proyecto de vida. Siendo un abanderado de los procesos de transformación social en lo referente a la salud pública, inversión social, la educación, el deporte y la cultura. Dentro de las distintas iniciativas y experiencias su población objetivo como razón prioritaria está los niños, las niñas, los jóvenes y adultos mayores.  

El conflicto político militar no estuvo aislado de los habitantes del Municipio de Samaná Caldas (año 2000 a 2007), quienes vivieron en carne propia las vicisitudes de la guerra: desplazamientos forzados, víctimas de homicidios, desaparición forzada, secuestros, extorción, minas antipersona, entre otros al acabo de los distintos grupos armados al margen de la ley que delinquían en la región. Provocando una disociación social y pérdida económica lamentable. Según cifras de la Unidad para la Atención a las Victimas (UAV), el 98% de sus habitantes vivieron la violencia. 

Actualmente la Administración Municipal de Samaná al oriente del Departamento de Caldas, es liderada por la señora Alcaldesa Gloría Inés Ortiz Cardona, psicóloga y esposa del gestor social del municipio. Siendo la primera mujer en la historia de la localidad en tomar posesión de tan importante cargo público. Un reto con convicción en su apuesta programática de gobierno 2016-2018 desde la resiliencia, las oportunidades de gestión, perdón y reconciliación en acciones y estrategias de postconflicto en las comunidades vulnerables de esta municipalidad. 

La Oficina del Gestor Social la caracteriza la unión, la sinergia y el trabajo articulado, las claves para sacar adelante todos los programas con el trabajo en equipo de las distintas secretarías de gobierno, que trabajan transversalmente sin escatimar esfuerzos en beneficio de cerca de 27 mil habitantes con que cuenta este territorio colombiano. 

El Gestor Social junto al talento humano de la Oficina de la Juventud, en la labor misional y adopción de las políticas Públicas de primera infancia, infancia y adolescencia, Juventud y tercera edad en el municipio, priorizaron desde el primer momento el derecho fundamental en la comunidad samaneña a la realización, protección y sostenibilidad en los proyectos de gestión social, el fortalecimiento de sus capacidades y condiciones de igualdad de acceso que facilite su participación e incidencia en la vida social, económica, cultural y democrática con agendas programáticas de enfoque diferencial y de género, que han sido validada con la población participante de impacto evidencial medible como ejemplo para instituciones públicas y privadas en el eje cafetero y en general el territorio colombiano, bajo la estrategia BANCO DE VALORES HUMANOS, la cual corresponde a una construcción participativa con comunidad en donde establecieron unas agendas temáticas para direccionar dicho proyecto; las cuales se describen puntualmente:

ü Agenda Educativa, Recreativa, Deportiva y Cultural

ü Agenda Juvenil Participativa

ü Agenda Ciudadana Rural 

ü Estrategia de Comunicación Directa Comunitaria

ü Jóvenes Voluntariado Juvenil y Campamento Juvenil.

Todo lo anterior, con el fin de promover la organización y vinculación activa de los distintos segmentos poblacionales en el desarrollo de las acciones que involucrara las diferentes dimensiones del desarrollo territorial (ambiental, económica, social, política), fomentando la interacción entre la administración pública y las organizaciones; coadyuvando en prácticas de convivencia pacífica, transformación de conflictos, diálogo y cultura ciudadana en comunidad  con base en los principios de solidaridad, inclusión, respeto, dignidad, disciplina, fe, transparencia,  participación, entre otros.

Los distintos procesos y escenarios de planeación, participación y toma de decisiones a partir de sus capacidades individuales y colectivas, según la experiencia de Efraín Eduardo Espinosa y el equipo humano misional,  genera procesos sociales hacia la apropiación y comprensión del entorno en los programas y actividades de descentralización que buscan la formación integral de los niños, niñas, jóvenes y sus familias a través de procesos recreativos, deportivos, artísticos, culturales, ambientales, ecoturísticos por medio de la Educación experiencial en etapa de postconflicto en temáticas como: Out door e In door training, habilidades para la vida, procesos sociales, comunicación asertiva y fortalecimiento grupal, transformación de conflictos, pensamiento creativo y ambiental, convivencias escolares enfocadas en proyecto de vida, voluntariado juvenil, campamentos Juveniles, Amigos de la bici, cinexcusa (proyección del séptimo arte), incidencia y participación política, canitas de amor (programa intergeneracional con gerontos).

El Banco de Valores Humanos, brinda el despliegue de las actividades de proyección comunitaria en Samaná Caldas, bajo estrategia pedagógica y lúdica por medio del juego; sin dejar de lado la importancia de la economía mundial cada vez más basada en el conocimiento; Teniendo un Plus transversal innovador a las actividades de proyección comunitaria; que involucra a las familias samaneñas víctimas del conflicto armado, posibilitando un encuentro permanente en la oferta interinstitucional.

Su misión es entregar billetes simbólicos alusivos a los principios y valores humanos; dentro de la oferta institucional por medio de actividades de proyección social y comunitaria, el cual coadyuve  a mantener la comunicación, la unidad familiar y social y la práctica de los mismos a través de actividades lúdicas que involucran el aprender jugando con los segmentos de la población, sin importar su condición física, cognitiva e intelectual; permitiendo tener una verdadera inclusión social con resultados positivos.

El objetivo desde la Oficina del Gestor Social es mantener la unión familiar y el compartir bajo la metodología del juego representativo de los valores humanos; puestos en práctica, lo cual redunda en el beneficio de cada uno de los participantes y su contexto sociocultural. 

En los distintos procesos y momentos el Banco de valores realiza el desembolso didáctico a los padres de familia y docentes y líderes comunitarios especialmente en las escuelas de familia, con X Cantidad de billetes pedagógicos para ser entregados a los participantes contando con una regulación de estos a través de los líderes; dependiendo de la actividad y el objetivo de esta.

Su uso está ligado exclusivamente a las actividades programadas en la parte cultural, deportiva, ambiental, educativa, escuela de familia, escuela de liderazgo, postconflicto, enfoque diferencial.

Se preguntarán ¿cómo funciona un Banco de valores humanos?

El niño, niña, adolescente, joven, adulto mayor, recibe de su dinamizador líder X cantidad de billetes de valores humanos, previo al desarrollo de las actividades, con el fin de que se familiarice con la definición de los valores humanos e indirectamente hacer el trueque de acuerdo con la oferta o insumos destinados para las actividades. 

Los billetes de valores humanos los reciben nuevamente las personas encargadas (pueden ser los mismos dinamizadores) luego de haberse hecho efectivo el intercambio. El Banco de Valores será de destinación pedagógica por lo tanto no tendrá ningún valor monetario.

La gestión social debe ir acompañada por la conciencia y sensibilización ambiental por eso el Banco de Valores humanos, hace uso racional de los recursos naturales, por ello en cada encuentro y/o momento con los participantes  invita a cuidar del material en que están elaborados los billetes para que se mantengan en el tiempo y muchas más personas puedan disfrutar de los mismos; contribuyendo así al cuidado de la naturaleza y favoreciendo el aprendizaje significativo; el cual se multiplica en esta oportunidad por medio del juego.

TRASCENDER DEJANDO HUELLA 

Banco de Valores Humanos no se agota con su publicación y/o ejecución, estos se pueden nutrir a medida que los dinamizadores interactúan con su comunidad, puesto que el ingenio y la creatividad siempre será un factor favorable. 

Su elaboración es producto de un trabajo comprometido y decidido del equipo humano mencionado anteriormente para la puesta en marcha de este magnífico proyecto; convirtiéndose en un pretexto para unificar criterios, compartir y sistematizar la experiencia, así mismo se convierte en fuente de motivación para continuar trabajando en pro de las familias samaneñas. 

El Banco de Valores Humanos en su pilotaje inicial (2017-2018) cuenta con el respaldo del valioso talento humano de los integrantes del Voluntariado juvenil adscrito a la Oficina de la Juventud Municipal y la Oficina del Gestor Social, jóvenes entre 14 años y 28 años de edad que dinamizan junto al equipo institucional la estrategia de Banco de valores al cual involucran su experiencia en crecimiento personal, voluntariado y liderazgo, técnicas campamentiles, recreación y cultura, prevención y salud, conciencia ambiental.

Todo lo anterior ha permitido ser un ejercicio pionero que busca garantizar el acceso incluyente de la población en general mejorando sus capacidades y su vinculación en los escenarios de planeación y participación para en el goce efectivo de sus derechos y el cumplimiento de los deberes, en un territorio ubicado en medio de sus montañas verdes donde se respira aire de paz.

Lo más visto


Subir