Opinion

“EN CASO DE PERSECUCIÓN, TODA PERSONA TIENE DERECHO A BUSCAR ASILO, Y A DISFRUTAR DE ÉL EN CUALQUIER PAÍS”

José Oscar González Hernández.

Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

El 9 de abril pasado se cumplieron 76 años del asesinato del caudillo Jorge Eliécer Gaitán Ayala y se dio inicio a lo que llamamos “El Bogotazo”. Dicho acontecimiento ocurrió inmediatamente que un hombre le propinó varios disparos a Gaitán y se desencadenaron los disturbios en la capital de la república y otras ciudades del país que dejaron semi destruida la capital y muchos muertos y allí prácticamente se dio inicio a la violencia partidista que cubrió al país.

En las elecciones para presidente de la república en 1946 el partido liberal llevó dos candidatos: Gabriel Turbay, candidato oficial del partido y Jorge Eliécer Gaitán disidente. Debido a esta división el candidato conservador Mariano Ospina Pérez triunfó y resultó electo presidente. Durante su mandato el doctor Ospina Pérez tuvo la oposición cerrada del liberalismo y en dicho mandato arreció la violencia partidista entre las dos organizaciones: Liberales y Conservadores.

El primer opositor al gobierno conservador era el líder Jorge Eliécer Gaitán y dentro de su ejercicio se recuerda la famosa “Marcha del Silencio” en 1948 a la que asistieron alrededor de 100.000 personas a la plaza de Bolívar de la capital.

El objetivo de la marcha era contarle al mundo la creciente violencia ejercida contra simpatizantes del partido liberal por parte de la fuerza pública, militantes del partido conservador y el gobierno de Ospina Pérez.

Los participantes marcharon portando banderas y crespones negros, y guardando absoluto silencio como expresión de duelo por las víctimas asesinadas por una supuesta Policía Política, y también como forma de rechazo a los enfrentamientos protagonizados entre liberales y conservadores en varias regiones del país como Boyacá, Caldas, Tolima, Valle del Cauca, entre otras. Al final Gaitán pronunció un discurso conocido como “Oración Por La Paz” dirigido al presidente Ospina. Otra intervención famosa de Gaitán fue en Manizales donde hizo la “Oración por los Humildes”, como homenaje a 20 liberales masacrados.

El 8 de abril, un día antes del magnicidio, Gaitán obtuvo un gran triunfo en la defensa del teniente conservador Jesús María Cortes, acusado del asesinato del periodista Eudoro Galarza Ossa.

La ciudad fue rápidamente incendiada. Ese día hubo saqueos, y enfrentamientos con todo tipo de armas entre quienes se enlutaron por el magnicidio y las autoridades del Gobierno. Se tomaron las emisoras varios jefes liberales y llamaron a la insurrección en contra del presidente.

Dentro de este caos, el presidente Ospina logró conducir el país a la calma e integró un gabinete con varios integrantes del liberalismo. En esas conversaciones salió la famosa frase de doña Bertha Ospina, esposa del presidente: “MÁS VALE UN PRESIDENTE MUERTO, QUE UN PRESIDENTE FUGITIVO.

Ese magnicidio y el bogotazo fue una etapa más dentro de la escalada de violencia que hemos padecido en nuestro país y cada cierto tiempo reaparece con otros actores y con otros nombres. Definitivamente no aprendemos.

Lo más visto

Subir