Opinion

Ensillando las bestias *

A un año de las elecciones muchos anticipan victorias electorales cuando ni siquiera se conocen sus contradictores, no hay refrán más ajustado para describir la presente coyuntura como el de “Están ensillando las bestias antes de comprarlas”.

Recuerdan que hace 4 años, un año antes de las elecciones, nadie conocía al hoy Gobernador de Caldas Luis Carlos Velázquez, o como todo el mundo aseguraba que Jorge Hernán Mesa sería el próximo alcalde de Manizales. Pues bien, algo muy parecido está ocurriendo por estos días, al parecer quieren desconocer los antecedentes políticos o exprimir precandidaturas boyantes.

Sea una u otra situación, los hoy precandidatos no pueden darse el lujo de bajar la guardia, ni por mucho dinero que se tenga, ni por las inmensas bodegas en las redes sociales, ni por buena imagen, las decisiones a boca de urna, suelen ser tan imprevisibles como sorpresivas.

A un año de elecciones nadie puede asegurar el resultado electoral, máximo cuando la situación política de Caldas es tan variable y cambiante; capturas, renuncias, acuerdos y desacuerdos, son factores que inclinan la balanza constantemente a favor o en contra de algunos candidatos.

No solo a un año de las elecciones resulta prematuro anticipar victorias, también resulta peligroso, lo anterior por cuenta de la voluble masa crítica de electores, pues su capacidad de tomar decisiones conforme tendencias en las redes sociales, compra de votos, amores y odios es suficientemente aleatoria como para seguir esperando cualquier eventualidad.

Uno de los casos más particulares, resulta ser el del exgerente de la licorera Luis Roberto Rivas, hombre efectivo en lo técnico, pero con muchas deficiencias en lo político, su posición en la Licorera de Caldas le permitió, y al parecer le sigue permitiendo, tener una carta de persuasión frente a distintas estructuras políticas, hoy va solo en carrera, ¿pero alguien duda que en el camino aparecerá competencia?

La política es compleja y el olfato electoral no lo tienen muchos, hoy es momento de esperar y no tomar partido, es momento de estudiar las cargas y esperar propuestas, el desespero no puede ser el de los electores buscando afanosamente candidatos, todo lo contrario, hoy la preocupación debe recaer sobre los precandidatos y su estrategia para llegar al final con la suficiente fuerza para pelear una victoria.

Aún falta mucho tiempo; el desgaste del gobierno, la participación que tengan los congresistas en el Estado, decisiones judiciales, candidatos y coaliciones inesperadas, así como imaginarios colectivos reforzados son elementos que transformaran la situación política, y nadie hoy está en capacidad de predecir alguna de ellas.

Hoy el escenario está dado para cualquier candidato con algo de terquedad, un poco de inteligencia, algo de recursos y un poco de suerte; hoy es momento de ofrecerle al departamento alternativas distintas, nacidas desde cualquier seno y tendencia política, pues nadie en el departamento tienen la batuta para liderar con suficiencia las próximas elecciones.

* Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

Twitter: @AlejandroLSFD

Lo más visto

Subir