Opinion

Defendamos la vida desde la Concepción*

La defensa de la vida desde la Concepción la debemos dar desde todos los frentes posibles, entre ellos está el escenario político.  Es así, que en un debate público el soporte argumentativo debe estar acompañado indispensablemente de la normativa vigente.

Si bien la defensa de la vida para una persona de fe es un deber moral; también es cierto que para quienes decidimos dar esta batalla desde el ámbito público es de suma importancia que nuestros argumentos estén sustentados en la Constitución, la Ley y los tratados internacionales de derechos humanos, es precisamente desde este enfoque legal que pretendo en esta columna dar a conocer algunos de mis argumentos en defensa de la vida.

Vamos a exponer algunos puntos de nuestro soporte legal y la relación que tienen varios artículos de la Constitución Colombiana con la Convención Americana sobre Derechos Humanos que define de forma explícita la vida desde la Concepción.

Reza en la Constitución Política de Colombia en su Artículo 11: “El derecho a la vida es inviolable”, y en su Artículo 93: “Los derechos y deberes consagrados en esta carta se interpretarán de conformidad con los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por Colombia”, es fundamental en este punto referirnos y comprender la importancia del compromiso que tiene nuestro país con el cumplimiento de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos que expresa en su Artículo 4: “Derecho a la Vida, toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y en general, a partir del momento de la Concepción”, nos queda claro en este artículo que un niño no nacido es catalogado como una persona desde el mismo momento de la Concepción, también específica este tratado en su Artículo 1: “Para los efectos de esta convención, persona es todo ser humano”, a su vez se determina para todos, incluidos obviamente los niños no nacidos en su Artículo 3: “Toda persona tiene el derecho al reconocimiento de su personalidad jurídica”, es así que nos queda con total claridad que un niño no nacido es un ser humano desde el mismo momento de la Concepción y lo reconoce como sujeto de derechos que debe ser protegido por el Estado, como lo indica en su Artículo 19: “Todo niño tiene derecho a las medidas de protección que su condición de menor requiere por parte de su familia, la sociedad y del Estado”. Basados en lo anterior es incomprensible que la Corte Constitucional Colombiana tome determinaciones a favor del aborto con las tres causales y la despenalización del mismo hasta los seis meses de gestación conscientes de ir en contra vía de la Convención Americana sobre Derechos Humanos que reza en su Artículo 29: “Normas de interpretación; Ninguna disposición de la presente Convención puede ser interpretada en el sentido de:

A) Permitir a alguno de los Estados, suprimir el goce y ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en la Convención o limitarlos en mayor medida que la prevista en ella.”

Es importante tener presente que la Convención Americana Sobre Derechos Humanos está vigente desde 1978, firmada al día de hoy por 23 países entre ellos Colombia, esta declaratoria es clara al definir que la vida comienza desde el mismo momento de la Concepción, consagrando que la nueva vida es un ser humano no nacido sujeto de derechos.

Como se puede observar la defensa de la vida desde la Concepción no es solo un debate de fe o religioso como muchos lo pretenden mostrar, es una discusión con un alto componente legal el cual protege la vida de los niños no nacidos como personas iguales ante la ley.

Nuestra propuesta +fe que presentará candidato a la Alcaldía de Manizales por firmas busca defender la vida desde la Concepción a través de la institucionalidad de una administración municipal.

Dios los bendiga.

* Jorge Alberto Betancurt Raigoza – Exconcejal de Manizales y coordinador del movimiento ciudadano +fe.

Lo más visto



Subir