Opinion

Felipillo *

Con una aplastante avalancha de 260 votos de 286 posibles, el pleno del Congreso sepultó la desleal, execrable, maleva intención del cenagoso, impúdico, rastrero enano, Felipillo, de reelegirse -en cuerpo ajeno- Contralor general, resultando electo, Carlos Hernán Rodríguez. Descalabro que paralizó al frustrado cleptócrata, muenda predispuesta -a última hora- por el engatusado rebaño congresal, lisonjeado con pródiga mermelada.

‘Jugadita’ adelantada en connivencia de los igualmente defraudados: Iván Duque y Juan Diego Gómez -conocido de autos- que abrió, sorpresivamente, el 17 de enero/2022, por tres días, en pleno receso legislativo, la tramposa, extemporánea inscripción de pretendientes a suceder al ambicioso, artero, incorregible ROEDOR pereirano.  

Plazo que hizo materialmente imposible recabar los soportes, tanto que, la lista de subalternos -casi todos-, fueron presunta, privilegiadamente alertados. No se requiere ser adivino para colegirlo, ni para prever el recóndito propósito: asegurar, blindar, refrendar la inexpugnabilidad de la ristra de fechorías; burlar, hacer nugatorio el escrutinio posterior de la dañina gestión.

‘El que la debe la teme’.

Impedir -además- el rastreo del imperdonable, indignante, infame robo -en la propia cara del ‘mejor Fiscal del mundo’-, de los recursos de la salud; refrigerios de los niños pobres; en perjuicio del medio millón de infantes fallecidos por desnutrición crónica. Los $70 mil millones que les llevaría Internet; los 500 mil millones del fondo OCAD-PAZ. De los priorizados dineros articuladas a programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) en 170 municipios.  

Imputados -por un mar de evidencias, irrefutables-: Aníbal José Quiroz, Juan Carlos Gualdrón, programados sucesores del PINOCHO, que se resiste a desaparecer, razón de su afán por conservar -al precio que fuera-, perpetuar el fortín burocrático, el hegemónico control del multimillonario presupuesto; el malabarismo, tejemaneje político/judicial, con absoluta impunidad, avalado por el fiscal de bolsillo. Qué duda cabe.  

Estrategia, planificada por el procaz jefe de la nefanda “mafia blanca”, con enlaces en el ejecutivo, las aceitadas, copadas ÍAS, conducente a deformar el modelo institucional; la nominación, nombramientos atribuidos a las altas Cortes, Congreso, alejados -en su espíritu- del poder político. Avance voceado por los padres de la Constitución/1991.

Pudrición geométricamente multiplicada por el fatal mandato -que fenece-, del atragantado, caprichoso, despreciable, envanecido malandrín, con aquiescencia del arrodillado, idiotizado, robotizado parlamento, que, sin chistar, aprobó el regresivo Acto Legislativo 4 de 2019 -a su medida-. Contrarreforma que patrocinó el poder de advertencia, que derivó en la advertida coadministración, lo que facilitó el escamoteo del erario que, agregada la relajada, soberbia conducta del minúsculo ‘napoleoncito’, lo convirtieron en intocable espécimen, exponente -máximo- de la híper-corrupción. Detritus que PETRO prometió limpiar.

La manguiancha CC, al declarar la exequibilidad de la perjudicial reforma, contrariando su propia jurisprudencia (C-103/2015), no puede soslayar su corresponsabilidad en la corrupción reinante, máxime que, injustificadamente, le encimó al insaciable, voraz RATÓN, un gigantesco QUESO -de libre disposición- de medio billón de pesos.

Insumos que nutrirán la Comisión Internacional de Justicia, anunciada por PETRO, que solicitará a la ONU conformar. Instancia autónoma, independiente, con el encargo de develar la inmemorial megacorrupción, sus múltiples variantes. Afrentosa realidad -que asombra- expandida por doquier -cual veneno-, bajo la complaciente mirada del atorrante FELIPILLO. Piraña que, paralelo, al ‘desvelado’ encargo, obtuvo -en forma exprés- varios títulos universitarios.

Al lado de las deshilvanadas, inconexas explicaciones de su mujer -la ‘viuda negra’- sobre la ‘chocita, el fiscal -una burla a la justicia-, que mira igualmente para otro lado-, no le ha merecido una palabra.

file:///C:/Users/Usuario%20Autorizado/Pictures/El%20Espectador%20scan_20220705192031.pdf

Agregado el otro escándalo de LUIS ALBERTO RODRÍGUEZ, “El Pollo”, exdirector del DNP, quien se descargó en Emilio Archila. Sabandijas que no justifican el origen de sus faraónicos ‘chocitas’. – https://youtu.be/MUk28xGFnr4 -. Saqueo, nunca antes visto en nuestra bicentenaria historia. Pasividad que linda -qué duda cabe- con el encubrimiento, en mora de ser disciplinado por la CSJ.  

Dios los hizo y el mediático, Iván Duque, los juntó, ‘PADRINO’ que, con total desparpajo, incluyó en su entramado a su madre -mencionada en ‘Las Marionetas’-; María Paula Correa, operadora de la amañada contratación, repartija; Hassan Nassar, lameculos, lavador de cara del locuaz amo, enfangados todos con la misma impudicia, inmundicia.   

Tragedia moral causada por el eclipsado, ególatra, hipócrita enano, que se quedó sin el pan y sin el queso, sin testaferro en la Contraloría, quedándole 11 eternos días para salir de escena, junto al autoerigido pedestal de barro -vuelto añicos-. Ostracismo donde el largo brazo de la Justicia lo alcanzará, desnudará sus desafueros, utilizados para pavimentar el camino de sus delirantes, dementes, extravagantes aspiraciones. Ruego perdonarme que lo diga -por lo directo- FELIPILLO es la misma mierda.

* Por: Mario Arias Gómez.

Bogotá D.C., 21 de agosto de 2022  

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Lo más visto



Subir