Opinion

PRIORIZAR

EDITORIAL

Acuciosos vimos a cuatro representantes a la cámara por el departamento de Caldas, intervenir en el Salón Elíptico pidiendo la intervención del gobierno nacional para la reactivación del proyecto de Aerocafé.

Qué bueno hubiese sido que esta misma voz la hubieran levantado para solicitar la construcción de carreteras y el mejoramiento de las actuales, especialmente las del oriente y norte del departamento que están prácticamente destruidas. Obviamente ellos no tienen ningún problema por esta situación vial porque desde el 20 de julio se movilizan en avión pago por el erario público, y estas intransitables carreteras, solamente las volverán a recorrer dentro de cuatro años en campaña para su reelección.

Los defensores de ese barril sin fondo llamado Aerocafé quieren hacernos creer que este embeleco es fundamental para la competitividad del departamento, olvidando que lo verdaderamente fundamental para una gran parte de la población caldense son las vías de comunicación, una carretera decente que nos comunique con Bogotá y el Magdalena, carreteables para que nuestros campesinos puedan salir de sus parcelas y comercializar sus productos.

Pregunto. Qué importancia tiene Aerocafé para los habitantes del oriente, el norte y el occidente de Caldas ? Del occidente se movilizan por el aeropuerto de Pereira, del oriente es más fácil llegar por carretera a Bogotá y al Magdalena, y del norte tienen más conexión con Antioquia. Esto nos lleva a la deducción lógica que en estas tres regiones las prioridades son otras.

Conocemos las dificultades de la carretera a Aguadas por La Pintada; entre Pácora y Salamina es una tragedia transitar; Marulanda no se ha podido conectar vialmente en forma directa con su único corregimiento Montebonito; la vía Samaná – Pensilvania prácticamente no existe, es un río seco; Norcasia – Victoria es una odisea; el punto crítico Buenavista en Manzanares, la entrada al oriente, no lo han podido solucionar; las dificultades de comunicación entre Samaná y sus corregimientos son gigantescas. Solo por mencionar algunos casos.

Santiago Osorio, el más joven representante a la cámara, es quien ha asumido la posición más consecuente frente a la realidad y a las prioridades. Con respecto a Aerocafé dice que Caldas no es solo este proyecto. Si bien estaba en los planes del anterior Gobierno y cuenta con cierto respaldo regional, su prioridad no será esta, tampoco la de la bancada mayoritaria del Congreso que los respalda en la agenda regional. En el caso de Manizales, se enfocará en sacar adelante los cables del señor alcalde, el Sistema integrado de transporte para la ciudad y el campus universitario. Así lo han dejado pactado con el Presidente Petro.

Ahora bien, si se reinicia el proyecto de Aerocafé porque no tiene dificultades económicas, como lo han afirmado, ya que existe cierre financiero y están garantizados los recursos, por qué algunos pretenden que nuestros parlamentarios lo prioricen ante el gobierno nacional ?

Los congresistas caldenses deben priorizar los proyectos y ser consecuentes con las necesidades de las mayorías que no son precisamente este aeropuerto. Antes que ello, necesitamos vías.

Pensilvania, 07 agosto 2022.

@tintiando

Lo más visto



Subir