Opinion

‘Toda tragedia siempre tiene un final’*

‘Mentiroso’, ‘falso’, ‘corrupto’, rugidos que en coro fueron entonados el 20 de julio en el templo de la democracia, en la apertura de la legislatura; Congreso renovado en un 60 %, el más diverso, plural de nuestra historia republicana.

Bochornoso aniversario patrio -nunca visto-. ‘cortesía’ al MÁS catastrófico, cínico, descastado, errático, inepto, oligofrénico, corrupto Gobierno -pleonasmo archiconocido- sin brújula, cacumen, grandeza; el MÁS insignificante después de Andrés Pastrana, cuya anunciada ausencia de la posesión de PETRO, busca recónditamente huirle al abucheo, silbatina.

Zafarrancho -señal de hartazgo- provocado por el sartal de inexactitudes, medias verdades, sandeces ininteligibles, articuladas en el apologético, soporífero, mal llamado discurso, signado por el odio, saturado de retadores alfilerazos a PETRO.

Desgobierno en el que prevaleció el espíritu de secta; cohonestó los atroces, execrables falsos positivos; masacres; asesinatos selectivos. Realidad convertida -por arte de birlibirloque- en el ‘país de las maravillas’.

“kakistocracia”, fuente de múltiples males, violaciones a la letra, espíritu de la Constitución; al principio de la separación, división de poderes (art. 113); cambio de costumbres, prácticas políticas; tras la complicidad: captura de las ÍAS, mudadas en apéndices. Sus urdidas reformas -exprés- sin estudio, duplicaron el presupuesto, planta a un costo billonario, ineficiencia ejemplificada con el ‘abudineo’ -en sus narices-: 70 mil millones (min-TIC); 500 mil millones (Fondo de la paz). Al respecto: Cero autocríticas, ningún propósito de enmienda, solicitud de perdón. Sanguijuelas chupasangres -sin escrúpulos- dedicadas a satisfacer apetitos burocráticos, pagar favores, perseguir opositores.

Caso del ambicioso, inefable, enano que funge de Contralor, ocupado en manipular la elección del sucesor ¡sabe Dios con qué prohibitivas intenciones! Urge un remplazo competente, fiable, independiente, intachable, distinto al garoso, trucho caradura que desdibujó irreparablemente la entidad, causando grave daño a la moral, ética, públicas.

En cómplice connivencia con el MÁS ‘admirado’, ‘esbelto’, ‘inteligente’ rufián, que consumó -se exaltaba – la MÁS notable revolución contemporánea; ‘pacificó’ al país MÁS vacunado del continente. Dispuso la MÁS grande inversión social: Ingreso Solidario, Matrícula cero, Familias, Jóvenes en Acción, Adulto mayor, acorraló la pobreza, etcétera.

Frotándose las manos, dice haber ejecutado -además- el MÁS inigualable balance de vías 4G; entregado, miles de kilómetros de carreteras secundarias, terciarias; consumado la MÁS superlativa transición energética; dispensado la MÁS portentosa adjudicación de títulos de propiedad rural, subsidios de vivienda; la MÁS amplia cobertura de salud; agua potable, saneamiento básico. “Estado del bienestar” que lo graduó como el estadista moderno MÁS ‘sobresaliente’. Risas.

Sarcástico Alí Babá que equiparó su baja popularidad, con ‘el hombre de las dificultades”: “soy como Bolívar, batallador, guerrero, que al final nadie quería, incluso, llegaron -como a mí- a escupirlo; lanzarle improperios. El propio José Antonio Páez le negó el ingreso a Venezuela”.

Inmarcesible puntualizó: “Proseguiré con la frente en alto, la tutela del magno legado” -la megacorrupción-. “Contribuiré con ‘mi’ imagen, figura, voz, para que Colombia -corroída por la podredumbre, la violencia- siga brillando en el concierto de naciones” mediante la ‘original’ “teoría económica naranja”.

Ni una palabra a sus catedralicias, vergonzosas metidas de pata -Récord Guinness-: “el cerco diplomático queen horas’ tumbaría a ‘Maburro’”, ‘proeza’ comparada con la ‘caída del muro de Berlín”. “De poder presentarme a elecciones las ganaría sobrado”, “prometo a los caldenses ser el primero en aterrizar en el Aeropuerto del Café”, que ordenó liquidar, «Reconstruiré a San Andrés y Providencia«. Olvidó resaltar la “enorme placa inaugural del túnel de la Línea”.

Nada dijo sobre la repartija de “monedas acuñadas en oro con su nombre”; menos sobre “la abusiva jugadita para atornillar la junta de Ecopetrol”; ni del ‘déficit de $83 billones, -después de raspar la olla-’, ‘ni de la condecoración al impresentable Gabriel Ramón Jaimes, ni sobre la ‘politización de las FFMM’; ‘ni del afán por adjudicar el billonario contrato del ‘Canal de Dique’.

El ‘Clan del Golfo’, resucitó a la semana con el paro, luego de declararlo extinguido; de ahí los 36 policías caídos en el plan pistola, asegurando: “Ninguno quedará en la impunidad”, dejando en el olvido las 6402 (cifra provisional) víctimas de los ‘falsos positivos’ -según la JEP- durante los gobiernos del ‘Innombrable’.

Silencio sepulcral frente a la extinción de la clase media que trasformó en menesterosa, mientras hizo MÁS ricos a los ricos, como sobre los 3.700 millones dilapidados en inútiles, promocionales viajes familiares’ como FALSO ‘amigo de la paz’, que la comunidad internacional cobró, enrostrándole que en su ‘cuatrienuis horribilis’ la hizo trizas. Máscara utilizada -sin sosiego-, en la búsqueda de una posición internacional.  

Despreciable, repudiado, sombrío malandrín, que hasta último minuto mancilló la dignidad presidencial, cuya memoria fluye por las fétidas cloacas de la historia.

Bogotá D.C., 31 de julio de 2022

* Por: Mario Arias Gómez

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

https://pbs.twimg.com/card_img/1552054790154223620/gYsAH2zv?format=jpg&name=900×900

Lo más visto



Subir