Opinion

OXIGENADA

El domingo 19 de junio quedará grabado como el día en que se partió la historia política del país en dos, y no es porque haya ganado la Presidencia de la República Gustavo Petro, es porque se demostró que en Colombia por la vía democrática se puede acceder al poder. Ayer se le arrebató el discurso a los insurgentes que buscan llegar al gobierno a través de las armas, ayer se quedaron sin argumentos los revoltosos, es un nuevo amanecer.

Después de esta campaña tan polarizada, los colombianos quieren la reconciliación nacional, que este nuevo gobierno sea incluyente y que se empiecen a crear las bases de un cambio social y reestructuración del Estado para ir disminuyendo las enormes brechas entre unos y otros.

No hay necesidad de irse del país porque en ninguna parte viviremos tan sabroso como aquí. El gobierno de Petro será el de la reconciliación nacional, aquí todos tenemos cabida y remaremos hacia el mismo lado porque lo importante es sacar al país adelante.

No es hora de revanchismos y tampoco de venganzas o retaliaciones. Es la oportunidad de demostrar que somos capaces de deponer los odios y sentarnos en la misma mesa, aunque tengamos pensamientos e ideologías diferentes.

Uno de los dos candidatos tenía que ganar, y ello no significa que el otro sea perdedor, por el contrario, le ha hecho un gran aporte a la democracia porque permitió a millones de colombianos expresar en las urnas su querer.

Lo sucedido este domingo en la segunda vuelta, lo necesitaba el país. Es un alto en el camino para la reflexión de quienes nos han gobernado durante siglos y se concientice que cuando les vuelva a tocar el turno, lo hagan con responsabilidad social, sin abusar del poder, pensando en el bien común y teniendo como única bandera el bienestar del país.

Nuestra democracia se ha oxigenado y seguramente en el nuevo ordenamiento político, a la derecha se parquearán los partidos tradicionales, y al otro lado, en el centro izquierda los alternativos, nuevos liderazgos surgirán.

Petro tiene la obligación de gobernar bien porque todas las miradas, no solamente en Colombia sino de la comunidad internacional, estarán puestas sobre él. Toda su vida se ha preparado para ser Presidente, y llegó en un momento crucial, en la hora cuando se necesitan grandes transformaciones o por lo menos sembrar las bases para ello.

Nuestra democracia se ha consolidado y sigue demostrando que es la más antigua de américa latina y una de las más sólidas.

Manizales, 20 junio 2022.

Lo más visto



Subir