Opinion

EVOLUCIÓN POLÍTICA

Por primera vez en la historia del país, Colombia está a un paso de la verdadera evolución política.

Durante siglos el mismo sistema nos ha gobernado, un sistema de derecha a veces de ultraderecha que ha cometido toda serie de arbitrariedades y llevado al país en el caos que se encuentra. Pobreza, desempleo, corrupción, crisis en la salud, inseguridad y muchos males más. No existe diferencia alguna entre liberales, conservadores, uribistas. Es un contubernio en beneficio de los mismos. Representan el capitalismo salvaje donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres.

Ganar la presidencia un conservador, un liberal o un uribista es lo mismo. Siempre han terminado todos los demás rodeando al presidente de turno, repartiéndose la tajada y cogobernando.

La alternativa que tiene el país este domingo 19 de junio, representa un giro de 180 grados y es optar por el verdadero cambio en ideología y sistema de gobierno. Esta transformación solamente se puede dar si Gustavo Petro es elegido Presidente de los colombianos.

Solapadamente, los congresistas electos por los partidos tradicionales como liberales, conservadores, uribistas, La U, Cambio Radical, terminaron en la campaña contraria a Petro y seguramente serán la bancada de gobierno del ingeniero santandereano en una hipotética presidencia suya.

Colombia necesita tener electoralmente propuestas de sistemas de gobierno diferentes entre ellas y no como sucede actualmente que en el fondo todas son iguales. Quienes nos gobiernan han fracasado. Necesitamos un cambio verdadero.

Un gobierno de Gustavo Petro llevaría a un agrupamiento de las fuerzas políticas en dos sectores, quedando solamente en el espectro político la izquierda y la derecha, como sucede en grandes democracias como la española, francesa o inglesa. En estos países se da el paso de un sistema a otro sin contratiempos después de cierto lapso de permanecer en el poder alguno de los dos y de sufrir el desgaste natural o cometer errores. Esta sería la verdadera evolución de nuestra democracia, darle sepultura a los mal llamados partidos políticos tradicionales que se convirtieron en empresas electorales para mantener los privilegios de unos pocos.

La existencia de la izquierda y derecha como opciones electorales, tiene como plus adicional que quien acceda al gobierno, debe emplearse a fondo para hacerlo bien, y no verse castigado en las urnas en las siguientes elecciones. Igualmente, los electores tendrán oportunidad de escoger entre posturas antagónicas en el manejo de los asuntos del Estado y determinar cual es la más conveniente para el país en determinado momento.

La Presidencia de Gustavo Petro representa la verdadera evolución política del país.

Lo más visto



Subir