Opinion

Lo que está en juego *

No sobra decir que mañana esta en juego nada mas y nada menos que la posibilidad de que en mas de 200 años de historia, la izquierda democrática pueda tener el poder del gobierno central; pero junto con lo anterior, mañana esta en juego parte de la institucionalidad del país, y un juego geopolítico internacional de hondas consecuencias.

En primer lugar, y luego de una pugnacidad durante el debate electoral, se ha puesto en juego la solidez técnica de la Registraduria y con ella, la abierta participación del Gobierno Nacional, incidiendo en decisiones que la Procuraduría ha tomado, lo anterior, generando una profunda desconfianza en dos importantes instituciones nacionales, con un papel de enorme impacto en épocas electorales.

Los resultados de las pasadas elecciones del Congreso, en especial las cifras dadas en el preconteo, y la reaparición de miles de votos para el pacto histórico, generaron dos posiciones encontradas; La primera, fue la argumentada por el Pacto Histórico, mientras que la segunda fueron expuestas por los aliados del Gobierno. En ambas el Registrador fue el blanco de criticas.

Cualquiera de las dos versiones, dejo en entredicho la capacidad técnica de la registraduria, en el peor momento en que esto podía pasar, a tal punto que no pocas voces solicitaron la suspensión de Alexander Vega, el actual registrador, y que aun cuando dicho funcionario es evidentemente cercano al Gobierno, aliados del mismo, fueron las voces mas fuertes contra él. 

En el caso de la procuraduría, contrariando las disposiciones internacionales suspendieron funcionarios electos por presunta participación en política, siendo la suspensión de Daniel Quintero alcalde de Medellín, las mas sonada, pues sobre ella hubo una carga política poco disimulada, a tal punto que el Tribunal Superior de Antioquia le ordeno al Gobierno corregir el proceso de designación para alcalde encargado, sin embargo el gobierno en su terquedad, casi en el limite entre la ignorancia y el prevaricato no acato dicha orden judicial.

Los dos hechos nublan la confianza de los ciudadanos y los partidos, en instituciones fundamentales, lo que genera enormes consecuencias ante unos posibles apretados resultados electorales.

Y es sobre estos resultados que mañana se pondrá en juego, entre otras cosas, el futuro del centro político y de varios de los liderazgos en el, incluso el del mismo Sergio Fajardo, figura política de alto protagonismo en los últimos años.

Con el virtual ascenso de Rodolfo Hernández, el estancamiento de Federico Gutiérrez, y la disparada de Gustavo Petro, la falta de conexión, ocasionada por la ausencia de criterio y firmeza, así como el juego de egos y soberbia y un discurso ambiguo, dejo al centro político en el peor de los momentos.

Hace dos años, ese centro se veía como el mas opcionado en competirle al Petrismo o a los aliados del Gobierno, hoy están en la lucha por superar el umbral electoral, lo cual difícilmente lograra.

No creo que el fenómeno Hernández supere las estructuras de Federico, de ser así, el juego en segunda vuelta será bastante acido e interesante, de lo contrario, y si quien pasa con Petro es Gutiérrez, la presidencia para el ex alcalde de Bogotá estará descontada, y no solo por las adhesiones de algunos sectores del centro, sino de la misma derecha, pues habrá una desbandada a favor del candidato del Pacto Histórico.

A nivel latinoamericano, Colombia siempre había sido la contención de la izquierda en el subcontinente, incluso alejándose de los discursos y la agenda hemisférica, así como de la imparable incidencia económica China, la cual hoy no pasa de un intercambio comercial. Con la virtual victoria de Petro, el reciente triunfo de la Izquierda en Chile, la posible elección de Lula en Brasil en Octubre de este año, y lo que resta del Periodo de AMLO en México, junto con una nueva visión de relaciones con la Venezuela de Maduro, de seguro se tejara un nuevo eje político-comercial en Latinoamérica que definirá nuevos rumbos a nivel ambiental, político y financiero.

No son pocas los temas en juego, mañana será la cuota inicial de un posible timonazo nacional y regional  de profundos cambios y de nuevos discursos. Por lo pronto que la democracia se lleve en paz y que saquemos lo poco de madurez político institucional que nos queda…

¡Ah! y que gane Petro.

* Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

Twitter: @AlejandroLSFD

Lo más visto



Subir