Opinion

AQUÍ PENSANDO *

Ante el fallo absurdo de la Corte Constitucional de Colombia sobre la despenalización del aborto, conversamos con la Médica Viviana Zuluaga Cardona, quien nos ilustró sobre el estado de un bebé de 24 semanas y nos hablaba del desarrollo que alcanza un bebé a esa altura en el vientre de su madre; y si, es un bebé, porque tiene muchas condiciones físicas para sobrevivir, así naciera de manera prematura.

Con toda seguridad esos memes que vemos a diario sobre Al fin la Hipocresía, se quedarían cortos ante el hecho trascendental que desencadenó la decisión de la Corte.

Cuando se habló de la pena de muerte para violadores o abusadores de menores de edad, se dijo que Colombia es un país que no puede concebir la pena de muerte como castigo ante un delito, y por tanto, pese al hecho de que fuera inconcebible un caso de violación, se determinó que no podía aprobarse un castigo tan severo en un país donde la justicia en muchas ocasiones se equivoca.

El país había avanzado (pese a lo que puedan pensar muchas personas que defienden la vida por encima de cualquier circunstancia), en permitir el aborto en tres casos excepcionales: cuando la concepción se hubiera dado producto de una violación; cuando estuviera en riesgo la salud mental o física de la madre o cuando se identificara que el feto tenía malformaciones que no le permitieran obtener una calidad de vida adecuada. Sin embargo, solo podía realizarse hasta la semana 12 de gestación.

Ahora, nuestro país se encuentra dividido entre quienes encuentran acertada la decisión de la corte porque es reconocerle el derecho a la mujer de decidir sobre su cuerpo y la de quienes definen que es un delito determinar la muerte de un bebé por el querer de una madre. Incluso para muchos de quienes estén de acuerdo con el aborto, han considerado exagerado haberlo extendido hasta la semana 24.

En Colombia se ha definido que se es persona desde el momento mismo del nacimiento y por ello, quien se encuentra en el vientre de la madre no es sujeto de derechos y por ende de protección alguna.

Considerar que una madre con un embarazo de 6 meses puede tomar la decisión de acabar con la vida del ser que ya se ha formado en su vientre no es homicidio, cambia completamente la perspectiva del respeto por el otro…

La Corte, en su fallo les solicita a los poderes Ejecutivo y Legislativo lo siguiente:

1. Establecer lineamientos que les permitan a las mujeres estar informadas sobre las opciones que tienen durante el embarazo y después de este;

2. Eliminar barreras para acceder al aborto;

3. Garantizar el acceso a la anticoncepción;

4. Desarrollar programas de educación sexual y reproductiva –tanto para mujeres como para hombres–;

5. Plantear alternativas como la adopción para las gestantes;

6. Crear mecanismos para garantizar los derechos de los niños que nazcan “en circunstancias de gestantes que desearon abortar”.

Ya los candidatos presidenciales han tomado posición frente a la decisión y esperamos que no se torne esta discusión como el tema de la Paz, votar por X o Y porque está a favor o en contra del aborto, creo que el país necesita que pensemos más allá de coyunturas como ésta. ¿Será que nuestro país ya está llegando al caso de que sea frecuente que los congresistas se hagan los locos para legislar sobre estos temas y sea por medio de la Corte Constitucional que se les obligue?

* Por: Cristina Otálvaro Idárraga-Abogada; Conciliadora en Derecho; Especialista en Gestión Pública, en Derecho Constitucional y Parlamentario y Derecho de Familia; Magister en Políticas Públicas.

Lo más visto



Subir