Tinto Político

BAJO VUELO *

Esta semana los caldenses amanecimos con otra señal de retroceso producto de la desidia oficial. La aerolínea Avianca dio por terminados sus itinerarios Bogotá – Manizales – Bogotá, servicio que durante décadas prestó.

Hemos visto que el gerente de Inficaldas, Juan Martín Zuluaga Tobón, sale a pintar fachadas, sembrar árboles y pasear por cuanto sitio se le ocurre con todo su staff ejecutivo, sin embargo, nunca se le ha observado gestionando una nueva ruta aérea para la región.

Es curiosa la negligencia de la gerencia de Inficaldas en este caso, sobre todo cuando tienen planes de vender los terrenos donde actualmente funciona el Aeropuerto La Nubia para construir allí un plan de vivienda, con centro comercial incluido. Como todo cabe dentro de las posibilidades, un aeródromo sin aerolíneas se desvaloriza y no tiene razón de existir por lo que se aceleraría el proceso del plan parcial que ya está aprobado.

Inficaldas se gasta más de 10 mil millones de pesos al año en funcionamiento y no produce autónomamente ni el 25% para ello. Una entidad así no es viable económicamente y no tiene razón de existir.

Desde hace varios años he venido insistiendo en la necesidad de liquidar esta entidad para evitar que se siga desangrando el erario público departamental. Inficaldas se convirtió desde hace tiempo en un fortín burocrático y politiquero de un grupo político, lo que poco o nada le aporta a la región.

Seguiré dando esta pelea desde la Asamblea departamental porque los caldenses tenemos derecho a que sus recursos públicos sean manejados con economía, transparencia, eficacia y eficiencia.

* Mauricio Londoño Jaramillo

Presidente Asamblea Departamental

Lo más visto



Subir