Opinion

AQUÍ PENSANDO

Nos encontramos en la recta final de las campañas para las elecciones de Congreso de la República y todos los candidatos hacen ingentes esfuerzos por dar a conocer su hoja de vida, sus realizaciones a nivel personal y profesional y lo que en su vida pública han realizado en favor de la comunidad.

Haciendo un análisis juicioso, muchos pueden pasar la tarea en forma general, unos pocos la superan con creces y otros definitivamente no pasan el examen. Aquí se incluyen hasta los que aspiran por primera vez.

Sin embargo, a esta actividad proselitista se suma la que comienzan los que acostumbran a utilizar los últimos días para desinformar a la comunidad con relación a sus contendores; una población que de por sí ya se encuentra desanimada frente a las elecciones y le sumamos la campaña negra que hacen algunos buscando adeptos de esta manera.

Lo hacen faltando pocos días para que el candidato de quien están haciendo la mala campaña no alcance a aclararle a sus electores la desinformación.

La verdad, como electores estamos cansados de que los “padres de la patria” se hagan bulling como si estuvieran en el colegio, no puede ser posible que muchos de quienes se tratan de esa manera sean quienes nos representen en el Congreso, como si nuestro país y nuestro departamento no mereciera tener hombres y mujeres rectos, honorables, educados y respetuosos de la diferencia.

Señores candidatos, líderes y demás colaboradores de campaña: esa desinformación lo que hace es desanimar más a la ciudadanía, y no terminan saliendo a ejercer su derecho, por demás fundamental al voto, en últimas termina afectando la democracia, porque terminamos definiendo que es mejor no votar por nadie, porque como se dice popularmente, ninguno sirve y en realidad, muchos de verdad quieren servir.

¿En realidad creen que la campaña negra trae adeptos?

Por: Cristina Otálvaro Idárraga-Abogada; Conciliadora en Derecho; Especialista en Gestión Pública, en Derecho Constitucional y Parlamentario y Derecho de Familia; Magister en Políticas Públicas.

Lo más visto



Subir