Opinion

Negociando votos*

Mauricio Lizcano se está jugando su supervivencia política en esta elección, y debe a toda costa mitigar cualquier riesgo que implique la perdida de la curul para su movimiento político, aun cuando para ello tenga que tratar como ganado a sus electores y a su grupo.

Hace algunos días una noticia que genero bastante impacto fue la adhesión de Juanita Espeleta, candidata a la cámara de Lizcano por “Gente en Movimiento” a la campaña al Senado de José Luis Correa, sin embargo, esta es la punta del inmenso Iceberg que hay detrás.

“Gente en movimiento” hoy no tiene en sus cuentas la seguridad de alcanzar el umbral, lo que podría generar la perdida de la curul del lizcanismo actualmente en manos de su señor Padre, y que espera se traslade al ex alcalde de Samaná Wilder Escobar.

Para mitigar dicho riesgo, Lizcano hábilmente ha logrado convencer a José Luis Correa de hacer un acuerdo de por lo menos 5 mil votos, que serán trasladados de un grupo político a otro.

Es decir, José Luis requiere incrementar su caudal electoral en Caldas, y Lizcano de igual manera necesita superar el umbral electoral, el cual estará en por lo menos 34 mil votos. De esta manera y con 5 mil votos nuevos el Lizcanismo respiraría tranquilo, y José Luis seguiría sumando en su tarea de llegar a mínimo 70 mil votos, número necesario para llegar al Senado por las toldas Liberales, o porque no, tratar de buscar una foto de Galán con alguien de su familia y trasladarse al Nuevo Liberalismo, el cual hoy recibe a cualquiera que demuestre alguna militancia con el viejo partido de Luis Carlos Galán, sin que ello implicara incurrir en doble militancia.

Esta estrategia que debería ser de gana y gana, solo es posible si los 5 mil votos de Lizcano hacia José Luis aparecen en el Oriente de Caldas, donde el hoy Representante Liberal no tiene estructura, pues en Manizales, en el centro sur, occidente y Norte del departamento, el Representante Correa cuenta con amigos que verán opacado su trabajo con los engaños de Mauricio, cobrando como suyos votos que ya José Luis tiene.

Pero trasladar votos del Oriente para José Luis será supremamente complicado, pues es el oriente donde precisamente Wilder Escobar tienen su nicho electoral, y según algunos, será el exalcalde el único de los 5 candidatos que se quedara acompañando a Guido Echeverry, pues los demás, incluyendo Henao, serán puestos en la mesa como cualquier ganado que se “ferea” en pueblo.

De José Luis no asegurar este acuerdo, incluyendo el Oriente, se encontrará con la misma historia de los cientos que hacen acuerdos con Mauricio Lizcano, viendo como este es el único que gana.

Pero no contento, este acuerdo perjudicará otro jugador en el escenario, esta vez el  sacrificado por Lizcano será el exgobernador Echeverri, quien sin estructura política, pues ya lo demostró cuando perdió contra Erwin Arias en la pasada campaña al congreso donde su apuesta fueron otros candidatos de esa lista, está esperanzado en el trabajo electoral de Mauricio, olvidando que lo mejor para el exsenador Lizcano, es la derrota en las urnas de Guido, pues asegura su subordinación, y un buen aliado para la campaña a la Gobernación de Caldas.

Mauricio siempre tan hábil, dando clase de como desprestigiar la política.

Esquirla: El heredero de Mauricio Lizcano, el aprendiz de “Sith” Carlos Mario Marín alcalde de Manizales está acogiendo la lección, la cual incluso implica sacrificar su futuro y su partido por miedo a la derrota. Menos mal Manizales es una ciudad ejemplo que incluso en piloto automático se administra, pues el alcalde temeroso de cualquier sombra “Diferente” y “vestida de negro” se refugia en las enaguas de su primo, quien espera adueñarse de un partido en el cual nunca ha militado.

* Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

Twitter: @AlejandroLSFD

Lo más visto


Subir