Opinion

“CUANDO UNO VA PARA SANTO HASTA EL DIABLO AYUDA”

Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales. 

Después de leer tantas cosas que circulan por las redes sociales como que los talleres de automóviles desaparecerán, los coches eléctricos se venderán con garantía de por vida, las bombas de gasolina desaparecerán y tantas cosas más; también nos recordaron que en 1998 la Kodak tenían 170.000 empleados y vendían el 85% del papel fotográfico en el mundo y en pocos años su modelo de negocio desapareció, vemos que nos estamos transformando aceleradamente y no estamos percibiendo el cambio.

Traigo a colación lo anterior para hacerles un llamado a nuestros dirigentes políticos del departamento con el cambio. Después de las manifestaciones del mal llamado paro nacional en donde confluían un sinnúmero de participantes y ellos, la gran mayoría, tenían una razón para marchar.

Cada marchante pedía, o mejor exigía, su necesidad. Unos Los Ninis, n i estudian ni trabajan; que es una masa inmensa de jóvenes que les ha sido imposible conseguir un empleo porque muchas veces les exigen experiencia que no tienen, otras los puestos de trabajo son muy pocos y otros que no estudian porque los cupos en las universidades estatales son tan pocos que les es imposible acceder a ellos y si acceden a ellos, sufragar los gastos de estudio para su familia es una vorágine.

Otros son los que marchan subsidiados por organizaciones políticas, sociales o de cualquier orden y ellos para lo único que están presentes en las marchas es para propiciar el desorden, estimular las refriegas, apoyar el enfrentamiento con las autoridades y especialmente con el Esmad. A propósito del Esmad, tan dañino como lo ven los marchantes y sus dirigentes y el martes en la guachafita en el campin las autoridades distritales autorizaron la reanudación del partido Santafé vs Nacional para dar tiempo que un escuadrón del Esmad llegara a reforzar dicho centro de operaciones. Como quien dice señora alcaldesa y sus funcionarios: El Esmad para lo único que no debe salir es cuando se presenta la protesta social porque de pronto les impone la ley a los amigos de la alcaldesa, pero para otras alteraciones de la convivencia como la del Campin es óptimo.

Por lo que hemos vivido y sufrido en este paro palpamos que la sociedad se cansó de sufrir en silencio y ha comenzado el camino de buscar reivindicaciones y por lo anterior vemos en calzas prietas al gobierno nacional para andar un camino en donde todas las reivindicaciones solicitadas se allane a cumplirlas.

Para nadie es un secreto que en las marchas y en las solicitudes de los dirigentes de las marchas se habló y se pidió de todo, pero como cosa rara nadie pidió una constituyente o unas reformas vía plebiscito. Creemos que ya comenzamos a andar esos caminos escabrosos de las reformas y toca recordar cuando un presidente del Congreso dijo: “Cambiamos o nos cambian”. Qué tiempos aquellos. ¿Cambiar será posible? 

Lo más visto

Subir