Opinion

DESFILE SENATORIAL

EDITORIAL

Ha empezado el desfile por Caldas de aspirantes al Senado de la República de otras regiones con miras a captar votos para las elecciones de marzo de 2022.

En 2018 fueron 6 los candidatos conservadores que obtuvieron votación significativa en nuestro departamento. Lo mismo sucedió con aspirantes de otros partidos, y parece que 2022 no será la excepción.

Ya Félix Chica está comprometido con el antioqueño Germán Blanco para el senado, la casa Yepes con el pereirano Samy Merheg, el diputado Mauricio Londoño con Esperanza Andrade y seguramente Juana Carolina Londoño traerá otro candidato que puede ser el antioqueño Nicolás Albeiro Echeverry.

Juan Pablo Gallo el liberal pereirano ya tiene equipo de trabajo, del Centro Democrático han venido Paola Holguín, María Fernanda Cabal y Alejandro Corrales, y de Cambio Radical Richard Aguilar, y falta lo más intenso de la campaña.

Lo anterior significa que una parte muy importante de los votos caldenses para senado irán a beneficiar a candidatos de otros departamentos que poco o nada les interesa nuestra región. La prueba de ello es que de los senadores electos hace 4 años y que obtuvieron votos nuestros, por acá no volvieron a aparecer.

Votar por un foráneo es volver a caer en lo mismo. El único que gana es quien lo trae y funge como coordinador de la campaña porque es a él al que le llegan los recursos y los posibles beneficios.

Hubo una época no muy lejana en la que seis caldenses eran senadores de la república simultáneamente. Estos liderazgos se extinguieron y pareciese que con ellos el empuje y la berraquera de nuestra clase dirigente.

Estos no son comentarios xenófobos, simplemente se trata de invitar a la reflexión a los caldenses sobre la forma como nuestro departamento ha ido perdiendo espacios en el contexto nacional, los cuales son cubiertos rápidamente, inclusive por vecinos como los risaraldenses quienes seguramente elegirán mínimo tres senadores en la próxima contienda electoral.

Manizales, 07 marzo 2021.

Lo más visto

Subir