Opinion

BREVE RESEÑA HISTÓRICA DEL SENADOR VÍCTOR RENÁN BARCO

VÍCTOR RENÁN BARCO LÓIPEZ QEPD

Por: Guillermo Martínez Galindo – Ingeniero Civil de la UN – MBA de la U. de los Andes – Exdiputado.

El senador Barco fue un hombre con una vocación eminentemente social. Su intelectualidad la puso al servicio de ese propósito. Era respetable en el congreso y en cualquier gobierno de turno, tanto por sus aportes académicos y largo estudio a todos los proyectos de ley, como por su enconada gestión para que los más pobres tuvieran techo, educación, salud y servicios públicos gratuitos. Me imagino cuánto lo extrañarán los viejos, que no tenían que pagar nada por todo ello.

Su lucha y evolución pasó por militar en las juventudes gaitanistas, a finales de los cuarenta, luego en el MRL, disidencia del partido liberal encabezada por López Michelsen, su gran jefe y amigo.

Ahí aterrizó en La Dorada, a mitad de los años sesenta, fue al congreso y allí permaneció hasta su muerte.

Para unos un gamonal de pueblo, para otros un intelectual de la economía y el derecho, aplicado a las necesidades del país en cada ley que emanaba el congreso sobre esos temas.

Era egresado con honores de esas dos carreras, de la Universidad Nacional, la mayor Alma Mater del país.

Fumador empedernido y tomador de tinto, no paraba de leer todos los días hasta tarde en la noche, de variados temas, consumiendo periódicos y revistas sin parar.

Empresario de la ganadería, enamorado de las mujeres bonitas, bohemio joven y abstemio con el tiempo.

Construyó su imperio electoral en todo Caldas, pero jamás se fue de La Dorada, su segunda patria después de Aguadas, su tierra natal.

Logró que aquella pasara de ser un puerto polvoriento y parecido a un pueblo costeño, a una próspera “segunda ciudad de Caldas”, con todas las calles pavimentadas, cobertura total de servicios públicos, multiplicidad de escuelas y colegios, hospital de segundo nivel y descentralización del servicio primario de salud.

Un hombre solitario para muchos, para otros lleno de admiradores que lo rodearon siempre de afecto y gratitud.

Somos muchos los que lo recordaremos siempre  por haber sido como un padre que se preocupaba para que “el sol siempre saliera para todos”, una de sus frases más célebres!

Lo más visto

Subir