Opinion

NOTAS DE OMAR YEPES

Por: Omar Yepes Alzate – Presidente Partido Conservador Colombiano – Ex senador de la República.

– La derecha es austera, se ocupa de lo social sin el ruido de la izquierda, y entrega resultados; respeta las instituciones, promueve el crecimiento y desarrolla políticas que abastecen de soluciones reales a la sociedad.

– Se va Queiroz. Lo vamos a despedir con agravios? No, no puede ser así. Vino con la ilusión de servir y tratar de clasificar la selección Colombia al mundial. No le fue bien. Algo pasó. Despidámoslo con caballerosidad y deseémosle suerte en otra oportunidad que se le presente.

– Hoy, cuando los oportunistas pretenden camuflarse en el centro para obtener dividendos, hay que decir sin vaguedades que el conservatismo es un partido de derecha moderada, adverso a las posiciones extremas que llevan a la confrontación cuasi-irracional. Firmeza y prudencia.

– Como tendrá de amarrados los resultados de la próxima elección presidencial el presidente Maduro, que se atrevió a decir ante sus fanáticos que si pierde las elecciones entregará la presidencia.

– Las autoridades del departamento y la nación deben prestar atención preferencial a un plan vial en Caldas que permita una ágil comunicación intermunicipal por vías perfectamente asfaltadas. El deterioro vial afecta sensiblemente el desarrollo de nuestra región.

– Si usted quiere tener éxito con una empresa póngale nombre en inglés, francés u otro idioma foráneo. Conozco algunas que se denominaban en español y al cambiarles el nombre por extranjero progresaron sensiblemente. Tema interesante para los investigadores. ¿Complejos?

– No hay duda de que a base de agresividad y constancia en sus posiciones y prédicas, la izquierda y los alternativos van imponiendo poco a poco su catálogo de aspiraciones. Las fuerzas tradicionales deben mostrar más disposición y entereza para enfrentarlos y controvertirlos.

– El pasar de un partido a otro con cierta frecuencia indica claramente que no hay coincidencia de pensamiento con principios sino afán desmedido de buscar oportunidades de tipo personal. Antaño esa conducta se castigaba con el desprecio público.

– “El que no vote no come”. Así amenaza Diosdado Cabello a los venezolanos. Eso quiere decir que existe un control claro del elector por parte del gobierno, y se retrata sin duda alguna el asistencialismo existente.

– La filosofía política o principios de los partidos debe ser ampliamente coincidente con el pensamiento y conducta del militante para que haya arraigo verdadero. Si así fuere, el transfuguismo sería castigado irremediablemente por el elector.

Lo más visto

Subir