Opinion

“GOBERNAR NO ES EL ARTE DE AGRADAR, SINO EL DE HACER LO CORRECTO”

Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

El mundo como sigue cambiando cada día. Cuando se evalúa la gestión de un presidente de la república para calificarlo hay que tener en cuenta muchos factores. En términos generales ninguna gestión presidencial puede ser toda buena, o toda en términos desastrosos como la oposición casi siempre la califica.

Pero cada día que pasa, así yo esté militando en la oposición, por cualquier circunstancia, el mensaje presidencial cada vez que lo hace por cualquier medio de comunicación debe tratar de concitar los colombianos. Llegar con mensajes de esperanza, de optimismo y de comprensión de las circunstancias del momento. Y debe evitar a toda costa mandar un mensaje equivocado que propicie malentendidos y darle oportunidad a sus críticos para que logren y tengan su caballito de batalla.

Claro que lo relatado anteriormente, en nuestro país es una utopía. Sabemos que cada vez que un funcionario público, de cualquier nivel, sustituye a otro y si no es de su mismo partido o coalición, todo lo hecho por su antecesor es una tragedia. Por eso en forma muy respetuosa, pero claro y contundente le pedimos al señor Presidente Duque que de una vez por todas apague su espejo retrovisor con respecto al gobierno anterior. Cada vez que usted le habla al país, no pierde la oportunidad para hacer referencia al gobierno anterior; ya lleva más de 28 meses de su mandato y no encuentra otro argumento mejor que mirar a su antecesor. ¡Olvídese del señor Santos!, el ya gobernó este país, la cuenta de responsabilidades ya debe ser tema superado y usted debe dedicarse a reactivar la economía de este país que está muy golpeada por la pandemia y los bancos que no ayudan y mire que legado nos va a dejar a los colombianos de su mandato. Le pongo como ejemplo, que tal que ahora que se recordaron los 35 años de la desaparición de Armero, nos hubiéramos puestos los colombianos a recordar el ministro de Minas de la época que no aceptó las alertas que el representante caldense Hernando Arango Monedero hizo para que se previniera en caso de una erupción del nevado. Tome nota del pueblo que aprendió a olvidar y no recordó a su señor padre.

Igualmente démosles una mirada a las relaciones con Venezuela. Creemos que su orientación al respecto pecó por optimista y no dimensionó las consecuencias de tomar partido en contra del dictador, pero en los últimos días vemos con desazón como llamar a los venezolanos que se encuentran en el país se han vuelto toda una odisea. La prensa reseñó que un venezolano que participó en un homicidio de un colombiano, sin investigar si era culpable o no respondieron que lo iban a expulsar del país. Nos preguntamos: por el hecho de ser un extranjero o por el hecho de ser venezolano se iría a expulsar después de estar sindicado de homicidio. La ley colombiana se aplica a todo aquel que se encuentre en nuestro territorio sin distingo de nacionalidad. Eso sin recordar todo lo que se publicó contra la alcaldesa de Bogotá por referirse a los venezolanos y su forma de delinquir. Lo único que se le pide señor presidente en este caso deje actuar a las autoridades y que se aplique la ley, caiga quien caiga.

Le deseamos una buena y feliz navidad, pero por favor no a costa de la tranquilidad de nosotros.

Lo más visto



Subir