Opinion

“A LAS FLORES LES PEDIMOS PERFUMES, A LOS HOMBRES EDUCACIÓN”

Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

Cada día que pasa nos convencemos de que los políticos deben tener una bitácora muy definida en la vida y tener una coherencia muy clara con respecto a todo lo que opinen y digan en el transcurso de su trasegar político. Recordemos no más cuando el presidente Santos vendió las acciones de Isa, el senador en esos momentos, Duque Márquez desató todo el furor oratorio en contra de eses proyecto; pero ni el mismo había avizorado que años más tarde, sería él presidente y que recurriría al Senado por la misma autorización que negó.

La Constitución nos dice que el Presidente de la República es el que dirige las relaciones internacionales y en esa calidad recibe a los agentes diplomáticos de otros países que tienen relaciones diplomáticas con nuestro país y los acredita para ejercer sus funciones. Traigo a colación lo anterior porque la semana pasada una noticia pasó inadvertida y no tuvo despliegue en la Casa de Nariño y fue la acreditación del embajador del gobierno de Juan Guaidó. Sabemos que los embajadores son agentes diplomáticos que representan al Presidente de la República ante gobiernos extranjeros. Retomando la idea expuesta no entiendo qué cartas credenciales entregó el señor representante del gobierno de Juan Guaidó. Tenemos conocimientos que el gobierno colombiano se embarcó desde el inicio de su período en un problema que lo único que nos ha traído a Colombia son sinsabores. Quiere tumbar al gobierno del déspota Maduro, no sabemos si por no compartir su ideario ideológico o por otras circunstancias. En la realidad, pero no en nuestro amado “Macondo”, es cierto que las relaciones con Venezuela están rotas con el gobierno de Maduro, pero gústenos o no, según la normatividad venezolana el presidente en estos momentos es Maduro; que sea ilegal, un déspota, un pequeño dictador, eso es harina de otro costal, pero Maduro es el presidente de Venezuela así nuestro gobierno lo haya desconocido.

Dentro de la realidad legal colombiana lo hecho por el presidente Duque de aceptar credenciales de un ciudadano cualquiera que dice representar un gobierno irreal, por más que en su fuero interno el presidente Duque lo desee, está cometiendo una irregularidad y había que mirar el código penal para encausar su accionar. Miremos unos artículos: 425 usurpación de funciones, 426 Simulación de investidura o cargo, hay que tener mucho ojo con esto.

Como lo dijo el embajador que el presidente Duque es un aliado en la lucha por la libertad, esos principios están muy bien que el presidente Duque luche por la libertad y la democracia en Venezuela, pero está bordeando los límites del código penal al prestarse para estos sainetes.

Recuerdo cuando la guerra de las Malvinas y que Argentina solicitó la aplicación del TIAR, Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, fuimos calificados como el Caín de América por no apoyar a los argentinos. Recordemos que la política internacional del actual gobierno ha dejado mucho que desear por sus bandazos, pero aceptar cartas credenciales de un gobierno en el aire, me parece un desaguisado.

CODA: Parece que la zozobra y retiros de funcionarios de la Administración municipal no sólo se da en altos servidores; ya le tocó a una auxiliar del salario mínimo, GLORIA AMPARO MONTOYA, que se encuentra en reten social y a pesar de ello fue despedida. Qué pensará la Procuraduría ?.

Lo más visto


Subir