Opinion

Esperando la Renuncia

Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia. Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

He insistido desde el inicio de la legislatura, momento en el que se pueden ver los intereses legislativos tanto del Gobierno como de los honorables, la remota, casi improbable posibilidad que había para permitir el tan ansiado transfuguismo.

A un Gobierno sin posibilidad de reelección, y con cada vez menos favorabilidad entre los colombianos, le resultaba todo menos útil, apoyar una iniciativa de ese corte, no serían pocos los concejales, diputados, e inclusive algunos congresistas, que saldrían espantados del Centro Democrático a otros partidos que les ofreciera mayor comodidad, sobre todo para hacerse reelegir.

También he insistido en el poco interés del Gobierno y del congreso en sacar adelante iniciativas legislativas de alto impacto, no solo por la poca maniobra política del Gobierno, sino por la comodidad con la que se sienten al no tener que empeñar esfuerzos en lograr liderazgos que no les interesa.

Lo anterior para decir, que ningún proyecto de reforma constitucional, y muy difícilmente de orden estatutario, saldrá adelante en estas pocas semanas que restan de periodo legislativo, máximo con el hecho de que nuevamente la Cámara de Representantes, presenta un caso de Covid entre sus integrantes, lo que retrasa aun más la agenda para votar presencialmente este tipo de reformas.

Ya se hundió en la plenaria de la cámara, la primera de no pocas reformas políticas radicadas en el parlamento, en lo que pareciera un esfuerzo por distraer mas a la opinión pública en proyectos sin futuro, y en una desgraciada practica que ha hecho carrera en los últimos años en el congreso, presentar cientos de proyectos de ley que sin ninguna esperanza de hacer parte del cuerpo normativo nacional pudieran salir adelante, únicamente cumpliendo con el objetivo de que los congresistas tuvieran que mostrar en sus informes de gestión, proyectos de ley fusilados que no pasaran mas allá de ser parte de las gacetas de Senado o Cámara.

En conclusión, siendo este semestre clave para una reforma constitucional que permitiera el transfuguismo, se cierran las esperanzas para todos aquellos que la estaban esperando, todo aquel concejal, diputado o congresista que quisiera aspirar por otro partido diferente a aquel que lo avalo, tendrá que renunciar antes del sábado 13 de noviembre a su curul para no inhabilitarse en las próximas elecciones.

La ley 1475 en sus artículos 2 y 30 son claros en marcar los tiempos, en los cuales se tendría que apartar una persona que ostente alguna curul por un partido político, si es que quieren aspirar por otro diferente.

Así es que patos al agua, y veremos como en el país, y tal vez en el departamento, no faltaran los que con agallas y decisión, renuncien con bastante antelación a la culminación de sus periodos, para aspirar a la tan anhelada credencial de congresista que muchos desearíamos tener.

Por mi parte espero poder escribir en una próxima columna, sobre quien espero genere por su renuncia una noticia que moverá el tablero por 1 de 5 cupos al congreso en las próximas elecciones, lo que sin duda y de pasar, pondrá a pensar a muchos en el juego por la estructura de poder a nivel departamental.

Adenda 1: No pocas fueron las llamadas de quienes con algo de molestia me refutaban la pasada columna (https://www.tintiando.com/2020/10/31/a-la-baja-luis-carlos-y-carlos-mario/ ), en la cual evidenciamos la tendencia negativa que están mostrando las encuestas en cuanto a la favorabilidad del Gobernador y Alcalde de Manizales, pero en especial en el caso del Gobernador. ¿Cómo criticar a alguien con 63% de favorabilidad? Pues más que una crítica, es una evidencia de que a menos de un año de su mandato ha bajado 10 puntos porcentuales de favorabilidad, con riesgo a seguir en esa tendencia, No deseamos que así sea, por el contrario el llamado es a corregir y ajustar.

Adenda 2: Con un triunfo casi asegurado de Joe Biden en USA, creo que él o Trump, para los efectos prácticos resultaba siendo lo mismo en cuento a los intereses de Colombia, pues muchas de las decisiones de cooperación de los Estados Unidos pasan no por el ejecutivo, sino por el congreso, como fue en su momento el apoyo al Plan Colombia. Sin embargo, la polarización que genera el uribismo y su férreo y equivocado apoyo a Trump, nos puso a muchos del lado de Biden por el simple hecho de llevarles la contraria, pero peor, rompiendo con una tradición de bipartidismo en las relaciones diplomáticas de Colombia y USA que se mantuvieron por muchos años, lo que si generara enormes efectos sobre nuestro país.

twitter: @AlejandroLSFD

Lo más visto


Subir