Opinion

EL MEA CULPA SOCIAL

José Ferney Paz Quintero

Por: J. F. Paz – Exmagistrado / Consultor.

Las noticias llegan y se van, como las denuncias, los escándalos por corrupción, las frases de cajón de quienes manejan el orden público sin que se note un beneficio para la seguridad ciudadana tanto urbana, como rural, se cuestiona la clase política por no estar a la altura de la grave situación social del país, enfrascados en un proceso penal contra un ex Presidente de la República que ha polarizado la nación.

Un  gobierno central  que  viene cooptando  la institucionalidad, desconociendo la división de los poderes públicos, magistrados  que violan a sabiendas la Constitución prorrogándose el periodo legal, sin consecuencias  disciplinarias como penales, despliegue publicitario para las investigaciones iniciales, contra funcionarios del orden nacional, como territoriales, pero con silencio absoluto  respecto a los resultados, nos hace  concluir  que nos  movemos  en la incertidumbre  y el desconcierto por todo lo que sucede en el panorama nacional, donde es más importante  para los medios la suerte de James Rodríguez que las masacres de líderes sociales. Total indolencia periodística.

Lo primero que debemos aceptar es que se atraviesa por una crisis ética, la moral administrativa como la judicial se han derrumbado, donde no pesan los antecedentes de las personas cuando son ungidos para ocupar una alta posición oficial, a diferencia de otros países que honran su dignidad institucional, que con el solo indicio de responsabilidad son separados de las funciones.

En buen romance, en este país nadie conjuga el verbo renunciar, la dignidad, el decoro, el recato, el coraje, la decencia, son postulados del pasado.

Las cosas por su nombre: hay una desazón social, un país descuadernado (Frase del expresidente Lleras Restrepo, estadista de verdad), permeado por la deshonestidad, sin cohesión, tratando de ser dividido para satisfacer intereses políticos, donde solo ganan unos pocos y perdemos los de siempre: los ciudadanos de a pie.

En síntesis, los únicos culpables de lo que sucede en el panorama político social y concretamente con la actual clase política y de gobierno somos   nosotros los ciudadanos, no es que tengamos lo que nos merecemos como lo dice el adagio popular, es que tenemos lo que hemos votado y elegido.

ADENDA:  Titulares de prensa aluden a la prescripción de los procesos penales contra los cacos de Interbolsa, otro fracaso más de la justicia colombiana en un sonado caso financiero que desfalcó   a miles de colombianos que creyeron   en la debida vigilancia estatal, en su obligación constitucional, de regulación, vigilancia y control en las actividades bursátiles.

Son muchas las preguntas para el gobierno anterior, para el ministro del momento, hoy columnista, duramente cuestionado por su gestión alcabalera, ¿por qué se permitió que este conglomerado económico se ramificara de tal manera que a la postre terminara siendo una pirámide nacional e internacional ?

¿Dónde estaba   el estado a través del Ministerio de Hacienda, el hoy comentarista de opinión Cárdenas Santamaría, como la súper financiera, de vigilar el comportamiento de ese monstruo bursátil, que emerge de la noche a la mañana asaltando la confianza y buena fe de los ahorradores, hoy groseramente estafados?

Que interesante sería conocer las respuestas a las preguntas anteriores.

Lo más visto

Subir