Opinion

COVID y Uribe. Las dos razones de Duque en la Historia

Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia. Por: Alejandro Loaiza Salazar – Enlace Congreso de la República. Oriundo de Samaná, con estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

Insisto en la idea en la que esta pandemia fue uno de los hechos que más ha favorecido al Presidente Duque en sus eternos dos años de Gobierno. Tan es cierta esta afirmación, que basta con comparar los niveles de aprobación que tenía el primer mandatario de los colombianos a finales del 2019 e inicios del 2020, con los niveles que marcó iniciando las medidas de confinamiento, e inclusive hoy en día. Así de extraños somos los colombianos.

En algún momento alcance a pensar que Duque estaba haciendo bien la tarea en procura de contener el contagio, sin embargo hoy Colombia, según cifras oficiales a nivel mundial, a las que fácilmente se les puede hacer seguimiento en la pagina del Instituto John Hopkins (https://coronavirus.jhu.edu/map.html)  es el noveno país en el mundo con mas contagios, y el numero 12 en registrar mayores muertes, lo que quiere decir que países con mucha mayor población que la nuestra han logrado ser mas efectivos que Colombia en la lucha contra el Covid-19.

Asegura Duque su paso en la historia no solo por ser el presidente que tuvo que afrontar la difícil situación médica y biológica desatada por el COVID, sino porque durante su gobierno ordenaron, por el momento, la detención preventiva en contra del Ex–presidente Uribe. Así de patético ha sido este gobierno, pasara a la historia por dos hechos en los que nada tuvo que ver.

Pero, así como las encuestas han favorecido la desastrosa gestión de Duque, aun cuando no tendría objetivamente por qué ser así, de seguro la imagen de Uribe también lograra un repunte, por el simple hecho de que así de extraños somos los colombianos, nos solidarizamos y rasgamos las vestiduras con base en razones subjetivas y meramente pasionales.

Creo que, aunque el reduccionismo de incautos, ignorantes e irresponsables al comparar el tratamiento judicial de Uribe con el de las FARC es a todas luces absurdo, sí concuerdo con el argumento de que la Sala de Instrucción de la Corte no tenía necesidad de ordenar la prisión preventiva, de tener las pruebas contra el exmandatario, lo mejor hubiera sido avanzar en un proceso expedito, objetivo y claro, y si al final fuera necesario, ordenar la captura definitiva. No deja la corte su pésima costumbre de hacer de la justicia un espectáculo.

De seguro hoy muchos Uribistas tienen suficientes argumentos para respaldar y solidarizarse con su líder. Pero no solo los “Uribistas Pura Sangre”, también aquellos ciudadanos que en algo simpatizaban con el líder de la Derecha colombiana. No pocos se muestran ofendidos con el ya desgastado sistema de Justicia comparando lo incomparable, “¿Por qué Uribe en la Cárcel, cuando hay tanto bandido suelto?” repiten sin cesar muchos ciudadanos.

Y fuera cual fuera la decisión judicial final, esta tendrá una carga política profunda que de seguro provocara un quiebre en la coyuntura nacional, y podrá inclusive reconfigurar las opciones políticas del actual gobierno e incidir en las próximas elecciones presidenciales.

Twitter: @AlejandroLSFD

Lo más visto

Subir