Opinion

“LA VIDA ES MUY SIMPLE, PERO NOSOTROS NOS EMPEÑAMOS EN HACERLA DIFÍCIL”.  Confucio

Por: José Oscar González Hernández. Se desempeñó como Alcalde de Pensilvania, Diputado a la Asamblea de Caldas, Personero de Manizales.

24 octubre 2019

A estas alturas del debate electoral en nuestro departamento, Caldas, ya todas las cartas están jugadas. Como siempre ha ocurrido a lo largo de la historia política, al preguntarles a las campañas que cómo van, todas contestan que van a ganar. El proceso electoral se tiene que ir armando todos los días; un triunfo es la sumatoria de muchas circunstancias favorables que se van acrecentando para llegar al éxito final.

Siempre hemos escuchado decir que tres meses de campaña son muy largos. Para el público en general es un tiempo relativamente corto. Tenemos que analizar que la gran mayoría de candidatos, mucho antes de la inscripción están en campaña. Unas veces contándoles el cuento a sus amigos más cercanos y recibiendo consejos; muchos de ellos desatinados, pero al fin y al cabo es un consejo.

La tarea decisiva son los tres meses oficiales de campaña en donde se trabaja de día y noche. Visitando y haciendo reuniones con amigos, solucionándole problemas de todo tipo a sus posibles electores, especialmente económicos y de salud, haciendo vida social para tener reconocimiento entre sus allegados y además arreglar sus problemas internos de sus adeptos, que muchas veces son celos internos entre ellos.

Continúan los candidatos el desarrollo de su campaña y en estos días finales viene ya la angustia de darse cuenta que no cuenta con el apoyo de muchos de sus amigos fieles que lo abandonaron, que sus ideas o su proyecto político no han calado en su comunidad y lo más grave que le puede pasar, es que en un momento de lucidez mental comience a aceptar que la derrota es inminente.

No podemos dejar a un lado la parte humana del candidato. Abandona a su familia en todo este tiempo. Son más de 3 meses repitiendo sus proyectos de trabajo en caso de ser elegido y viene luego el cansancio mental.

Como hemos mirado, la elección de un concejal, alcalde, o diputado es un proceso meticuloso de organización y disposición de muchas personas a su alrededor. En todo este panorama, se tiene que mirar lo que es la parte económica. Primero el aporte para su hogar y seguidamente el desembolso de los recursos económicos para el funcionamiento de su engranaje administrativo electoral.

Fuera de todas estas vicisitudes, viene la respuesta de muchas personas cuando uno les cuenta de su proyecto político y le responden: Qué dicha para usted, como se irá a enriquecer con la política.

Como lo podemos ver, dedicarse uno a hacer política tiene tantos inconvenientes de todo tipo, que muchas personas mejor optan por estar alejados de los cargos de elección popular.

Por todo lo anterior, los candidatos, aunque también hay muchos candidotes, son unos héroes que se someten muchas veces a un escarnio público, y muchos sólo quieren prestar un servicio público.

Por nuestra parte, suerte sólo podemos desearles a todos; pero yo en mi pueblo haré todos los esfuerzos porque mis candidatos logren su objetivo “porque nuestro municipio es primero”.

Lo más visto


Subir