Opinion

YA! MAÑANA ES TARDE

Por: Hernando Arango Monedero, empresario, ingeniero y abogado. Se desempeñó como Representante a la Cámara, Alcalde de Manizales y Director General del SENA.

20 septiembre 2019

Todo lo nuestro es así. El hoy es lo importante y el mañana, ya veremos. Parece que no aprendemos y siempre acabamos en manos de quienes no ven un palmo más allá de sus narices y manipulan a todo el mundo con sus visiones de un mundo de retos, retos que no se deben afrontar. Sí, no se deben afrontar, porque da miedo y porque cómo estamos, estamos bien.

Del inmediato pasado, algunas de las respuestas que hemos dado a los nuevos retos, al final de cuentas se han convertido en mayor distanciamiento con los grandes desarrollos y el subsecuente retraso en todos los órdenes y, por demás, cayendo en las consecuencias que se pretendieron evitar. ¿Acaso no fue así con el advenimiento de los computadores? Sí; cuando aparecieron los computadores, salieron los de siempre, que, si no son los mismos, sí son la repetición del pensamiento de aquellos, y hablaron que esos aparatos serían fuente de desempleo y que acabarían reemplazando a los operarios en las empresas, llámense secretarias, contadores y demás. Con esa bandera, se dieron los conflictos con el apoyo de voces defensoras de los que serían potencialmente despedidos. Por tal razón, la entrada de esta tecnología no fue todo lo expedita y eso generó retraso y pérdida de oportunidades en todos los órdenes. Mientras acá estábamos en esas, en otros lugares todo era más ágil y eficiente.

Un poco más tarde, y derivado del uso de los computadores, vino la ola de la automatización en los procesos. Nuevamente se alzaron las voces defensoras del empleo y ello llevó a que la automatización en su plenitud no se haya instrumentado aún en todos los órdenes de la producción en nuestro medio. Sí, el que la automatización no esté en su pleno vigor en todas las industrias del país, ha traído consigo el que muchos empleos se hayan perdido. Eso es lo que han hecho algunos en su afán de proteger empleos, lo que ha dado por resultado la pérdida de muchos más empleos. La razón es simple: en donde la automatización se aplicó, los productos se ofrecen a precios más bajos y esa oferta, a precios más bajos, llevó a mayores ventas y esas mayores ventas dieron lugar a industrias más grandes y las industrias más grandes demandaron más empleos. En donde la eficiencia laboral no mejoró, se perdieron los empleos y allí estamos nosotros. De esta manera y derivado del uso de los recursos tecnológicos, un obrero en USA o en Alemania, realiza lo que 5 obreros colombianos hacen. He allí lo que tenemos ahora.

Ahora tenemos algo similar en el campo de la exploración y explotación de hidrocarburos y en el uso del fracking. A tal punto hemos llegado, que hasta una actriz es entrevistada por un prestigioso periodista y ella opina sobre los graves riesgos de esta tecnología. Comenta ella que, derivado del fracking, al abrir el grifo de agua en algún lugar del mundo y arrimar un fósforo, se encendió el agua que salía del grifo, pues esta iba mezclada con gas proveniente del fracking. Esta apreciación sacada de quien sabe dónde, bien cabe a la ignorancia de la actriz en lo que se refiere a los procesos que se surten para el suministro de agua en un acueducto, pero es una muestra de lo que se dice sobre estos procesos y las afectaciones posibles a las fuentes de agua subterránea, a los acuíferos.

Hay que entender que los acuíferos se encuentran arriba de los 800 metros de profundidad. Los yacimientos petrolíferos, salvo los de Arabia y cercanías, se encuentran debajo de los 1.500 o 2.000 metros. Ahora, que el fracking esa es la causa de terremotos, es una teoría cuestionable, ya que, por lo general, los movimientos telúricos se originan a varios kilómetros de profundidad, digamos 25 kilómetros y más, cuando no a cien o doscientos kilómetros de profundidad. No olvidemos que el diámetro de la tierra es de 6.000 kilómetros y el fracking se efectúa a 2 kilómetros o algo así.

Por lo anterior, me temo que ahora estamos en un nuevo capítulo de los afanes de algunos, que traerán pobreza al mañana. Posiblemente, cuando nos decidamos a hacerlo, el uso del petróleo ya se habrá superado.

¡Ah! Y no traigamos a colación que Alemania, Francia y otros países han prohibido el frackin. Esa prohibición en esos países es inane. Esos países no tienen petróleo.

Lo más visto


Subir